Fundado el 21 de Diciembre de 2016

sábado, 28 / enero / 2023

El pedido que hizo Pedro Castillo cuando lo detuvieron tras el fallido autogolpe

Pocas horas después de emitir el discurso en el que anunciaba un cierre inconstitucional del Congreso, el expresidente de la República, Pedro Castillo Terrones, y su familia dejaron Palacio de Gobierno y subieron a dos vehículos a su disposición con rumbo aparentemente desconocido.

Según el semanario Hildebrandt en sus trece, cuando los vehículos transportaban a Castillo, a su familia y al expremier Aníbal Torres se encontraban a la altura del cruce de las avenidas Tacna y Nicolás de Piérola, el suboficial Nilo Irigoín Chávez, seguridad del expresidente habría ordenado al chofer del automóvil, el suboficial Joseph Grández López, que se dirija a la Embajada de México, en San Isidro.

Grández habría avisado de lo ocurrido al mayor PNP Luis Alarcón, jefe de escoltas del presidente, y este dio cuenta a sus jefes. Al promediar las 13:40 horas, el general PNP Iván Lizetti Salazar, director de Seguridad del Estado, dispuso que se intervenga a Pedro Castillo por el presunto delito de rebelión y al estar en flagrancia.

El semanario también señala que el chofer de Castillo recibió la orden de conducir al expresidente a la Prefectura de Lima. El conductor le habría hecho creer a Castillo que cambiaría de ruta para evitar el tráfico. Finalmente, los vehículos fueron intervenidos por policías armados cerca de la intersección de las avenidas Garcilaso de la Vega y España, aún en el Centro de Lima, y fueron redirigidos a la sede de la Prefectura, ubicada en la avenida España.

El pedido de Pedro Castillo

Lo primero que Castillo hizo durante su detención en la Prefectura fue “abogar por la seguridad de su esposa”, Lilia Paredes Navarro, y de sus hijos, señala el semanario.

“Al momento de la lectura de sus derechos como detenido, Castillo realizó un solo pedido a las autoridades: que permitieran a sus familiares regresar sin problemas a su casa de Chugur, en Chota, Cajamarca”, añaden y agregan que le dijeron al expresidente que su cónyuge no tenía ninguna orden de arresto en su contra por el momento.

A Castillo “se le veía desencajado, como si pensara que lo que le pasaba fuera producto de un mal sueño, de una ilusión”, dijo uno de los integrantes del Equipo Especial de la Policía Nacional que participó en las diligencias de detención, según cita el semanario.

Siete días de detención preliminar

El jueves, el Poder Judicial dispuso la medida de detención preliminar por el plazo de siete días en contra de Pedro Castillo. “Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria, a cargo del juez Juan Carlos Checkleydispone siete días de detención preliminar contra el expresidente Pedro Castillo, investigado por el delito de rebelión (alternativamente conspiración)”, informó este Poder del Estado a través de su cuenta oficial de Twitter.

En la resolución, el magistrado dispone que el plazo de detención judicial es vigente del 7 al 13 de diciembre de 2022. De esa forma, el Poder Judicial ratificó el pedido efectuado por el Ministerio Público para que se disponga la detención preliminar por la presunta comisión del delito contra los Poderes del Estado y orden constitucional, en la modalidad de rebelión, en agravio del Estado.

Además, por la comisión del delito de conspiración en agravio del Estado, ambos ilícitos están previstos y sancionados en los artículos 346 y 349 del Código Penal.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS