Fundado el 21 de Diciembre de 2016

sábado, 4 / febrero / 2023

San Francisco autorizó el uso de robots armados en las calles

¿Robots armados patrullando las calles? Aunque parezca salido de una escena de Terminator, pronto podría ser la realidad en San Francisco, una de las principales ciudades de California.

La ciudad, reconocida por sus políticas progresistas, ha tomado una decisión que muchos catalogan como conservadora: permitirle a la policía la utilización de robots armados controlados a control remoto para patrullar las calles.

El comité asesor de la ciudad votó 8 a favor y 3 en contra de la medida, dando luz verde a la implementación del proyecto. Si bien se votó con la salvedad de que los robots armados se usen solo en casos de situaciones extremas donde haya vidas humanas en juego y no haya otra opción diferente para calmar la situación, la realidad es que esa es una valoración subjetiva.

En un momento en el que muchos departamentos de policía a nivel nacional están bajo la lupa por cuestiones opuestas -por un lado los índices de criminalidad en grandes ciudades se han disparado y por el otro se les imputa un uso excesivo de fuerza-, la ley de California les exige a sus departamentos de policía que hagan un inventario de sus equipos de estilo militar y que para su uso se busque aprobación del público. En este contexto es que los robots armados llegaron al comité asesor.

San Francisco y Oakland son las dos ciudades de California que por el momento dieron luz verde al uso de este tipo de robots. Cabe destacar que son dos de las urbes donde la violencia más ha crecido en los últimos tiempos.

En todo el país, durante más de una década, los departamentos de policía han utilizado robots en situaciones de toma de rehenes para comunicarse con los agresores o en casos donde haya presencia de explosivos.

En el 2016, la policía de Dallas fue la primera en matar a un sospechoso mediante el uso de un robot de este estilo. Lo hicieron al enviar un robot con explosivos dentro de donde un sospechoso se estaba escondiendo tras haber matado a cinco policías y haber herido a otros nueve.

En su momento el caso generó polémica, pero a la larga el jefe de policía de Dallas fue mayormente felicitado por cómo manejó la situación y el uso de la tecnología que hizo.

Si bien la tecnología avanza y las opciones hoy son mucho mayores, el mayor debate en los departamentos de policías es ético y no de posibilidades tecnológicas.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS