Fundado el 21 de Diciembre de 2016

sábado, 28 / enero / 2023

En la Argentina ya circulan las nuevas subvariantes más contagiosas de Ómicron

El dato puede ser el punto de partida de una realidad preocupante de cara al futuro de la pandemia en la Argentina: ya circulan las subvariantes más contagiosas de Ómicron: la BQ.1.1 y la XBB.116.

Según información publicada en el último Boletín Epidemiológico Nacional (número 628), correspondiente a la semana número 46 o SE46 (13 al 19 de noviembre), ya circulan estas dos subvariantes de Ómicron. Llamativamente no se había hablado de esto en las semanas anteriores, pese a que hoy el último boletín precisa: “En SE41 se registra 1 caso de Ómicron BQ.1.1 y 1 caso de Ómicron XBB.116″. Es decir que estas dos subvariantes de preocupación ya circulaban en Argentina desde hace 5 semanas atrás, pero no habían aparecido en los Boletines Epidemiológicos anteriores de octubre y noviembre o, más precisamente, del 9 al 15 de octubre que es la semana 41.

En los boletines anteriores se detalló siempre la predominancia porcentual de las subvariantes de Ómicron BA.4 y BA.5 del coronavirus, pero nada se había dicho, pese al tiempo transcurrido, de B.Q.1.1 y XBB.1.

“El patrón de alta transmisión observado para Ómicron ha facilitado la aparición de mutaciones adicionales que definen diferentes sublinajes clasificados dentro la misma variante. A la fecha, se han reportado globalmente 5 diferentes linajes principales de Ómicron: BA.1, BA.2, BA.3, BA.4 y BA.5 y sus linajes descendientes (BA.1.1, BA.2.12.1, entre otros). En la actualidad, los linajes descendientes de BA.5 Ómicron continúan siendo dominantes a nivel mundial”, afirma el último BEN 628.

Y completa: “En Argentina, la situación actual de variantes de SARS-CoV-2 se caracteriza por una circulación exclusiva de la variante Ómicron. En relación a los linajes de Ómicron, en SE37 la proporción de BA.4, BA.5 y Ómicron compatible con BA.4/BA.5 es de 35,37%, 39,02% y 10,98%, mientras que BA.2 se sitúa en 7,32% (todas las muestras registradas para SE37 cuentan con identificación de linaje). Adicionalmente, en SE41 se registra 1 caso de Ómicron BQ.1.1 y 1 caso de Ómicron XBB.116. En relación al resto de las variantes del virus, en SE 4 y SE 15 del 2022, se informaron 2 casos de variante Lambda, sin identificación de casos adicionales a la fecha”.

Realizar una evaluación sistemática de la situación epidemiológica en un país permite identificar oportunamente en qué escenario se encuentra cada territorio, alertar y tomar decisiones en función de los cambios de panorama. Eso es lo que realizan muchos países, especialmente en épocas de epidemias o pandemias como la actual de COVID-19. En la Argentina, estos datos se publican semanalmente en el Boletín Epidemiológico.

“Esto conlleva a considerar la necesidad de modificar la intensidad de las medidas de control de la pandemia. Sin bien el monitoreo y análisis de indicadores nos permite evaluar riesgos, la toma de decisiones debe ser integral, evaluando las particularidades de cada localidad. Existen diferentes maneras de evaluar la situación epidemiológica y los riesgos del país en sus diferentes niveles”, destacan desde el Ministerio de Salud.

Y agregan: “A partir de la bibliografía disponible y de la experiencia adquirida, la Dirección Nacional de Epidemiología e Información Estratégica propone la utilización de indicadores que permitirán evaluar la situación en los diferentes niveles (provincial, departamental, municipal, etc.) de manera rápida y oportuna. Los Indicadores propuestos se construyen con información de fácil disponibilidad mediante una metodología sencilla. Es necesario remarcar que esta herramienta permite obtener una clasificación del nivel de riesgo de cada área geográfica pudiendo encontrarse diferentes realidades al interior de una misma jurisdicción y en el transcurso del tiempo”.

El SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, cambia constantemente y acumula mutaciones en su código genético a lo largo del tiempo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos señalan que es esperable que sigan surgiendo nuevas variantes de este patógeno. Algunas surgirán y desaparecerán, mientras que otras emergerán, continuarán extendiéndose y hasta podrían reemplazar a los linajes anteriores.

En su último informe de vigilancia genómica sobre las variantes circulantes del COVID-19 en EEUU, los CDC indicaron que las subvariantes BQ.1 y BQ.1.1 de Ómicron representaron casi la mitad de los casos de coronavirus en el país durante la semana que terminó el 19 de noviembre, en comparación con 39,5% en la semana anterior. La proporción de BQ.1 y BQ.1.1 aumentó al 49,7%, alrededor de dos meses después de ser detectadas por primera vez. BQ.1.1 representó casi el 24,2% de las variantes circulantes y se estimó que BQ.1 fue responsable del 25,5% de los casos registrados.

Una nueva investigación acaba de sacar a la luz que 3 subvariantes de Ómicron que circulan actualmente, incluidas dos que representan casi el 50% de las infecciones por COVID-19 notificadas en los EEUU., son mejores para evadir los anticuerpos neutralizantes generados por vacunas e infecciones que las versiones anteriores de Ómicron. Los hallazgos se publicaron en la revista Cell Host & Microbe.

Los científicos probaron anticuerpos neutralizantes en muestras de suero sanguíneo de profesionales de la salud que fueron vacunados y recibieron refuerzos o que, recientemente, se infectaron con alguna de las subvariantes en circulación. Según detectaron, tres de ellas se destacaron por su resistencia a la respuesta inmune de anticuerpos. Son: BQ.1, BQ.1.1 y BA.2.75.2.

Datos nacionales

El último reporte emitido por el Ministerio de Salud de la Nación indicó que esta semana se registró una nueva suba en los casos de COVID, los cuales crecieron más de un 50% en la última semana. En tanto, las muertes mostraron un aumento del 33%, con respecto al informe anterior. Es decir que, entre el 20 y 27 de noviembre, se registraron 8 muertes y 3323 contagios. De esta manera, el total de afectados desde el inicio de la pandemia se ubica en 9.727.247, mientras que los fallecidos son 130.025. Cuál es la situación de la pandemia en la Argentina y cuál la influencia de Ómicron y sus más reciente sublinajes.

Según el reporte que difunde la cartera que lidera Carla Vizzotti semanalmente, se registró una nueva suba de casos, que se posicionó en el 50,63% en relación al informe emitido la semana anterior. En ese momento, los contagios y fallecimientos registrados entre el 13 y el 20 de noviembre fueron: 6 muertes y 2206 contagios. En tanto, los decesos por COVID-19 mostraron un incremento, con el 33,33%.

Asimismo, el documento oficial señaló que, a la fecha, hay 241 personas internadas en Unidades de Terapia Intensiva (4 más que la semana anterior, cuando eran 237 los hospitalizados en estas condiciones), con un porcentaje de ocupación de camas, tanto en el sector público como en el privado y para todas las patologías, de 41.5% en el país. Esta cifra que también marcó un aumento, ya que en el reporte emitido la pasada semana se posicionó en el 41%.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS