Fundado el 21 de Diciembre de 2016

domingo, 27 / noviembre / 2022

Reyes Villa afirma que el capricho de Camacho impide llegar a un acuerdo de paz en el país

El alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, afirmó que el capricho del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, está impidiendo que se alcance un acuerdo sobre el Censo de Población y Vivienda y se permita pacificar al país.

Abiertamente opositor al Gobierno nacional, Reyes Villa aclaró que “nunca se ha hablado de que esté cerrada (la fecha de realización del Censo de Población y Vivienda para) el año 2024”, sino que en el Encuentro Plurinacional del 28 de octubre se determinó que una comisión técnica establezca el día para su celebración.

El edil, que a diferencia de Camacho sí participó del encuentro en Cochabamba y de la sesión del Consejo Nacional de Autonomías del 12 de julio, reveló que, en el Encuentro Plurinacional por un Censo con Consenso, la delegación del Comité Interinstitucional “propuso realizar el Censo el mes de diciembre, pero se decía que es un mes de lluvia y que no se podía en Beni y Pando”.

Por ello, se insistió en conformar una comisión que evalúe de forma técnica cuál es la mejor fecha de realización de la encuesta nacional, apegada a estándares internacional y que sus resultados no sean objetados.

Además, en ese encuentro, que reunió a más de 300 autoridades de todo el país, el Gobierno nacional garantizó aplicar los resultados preliminares del Censo en la redistribución de ingresos a partir del mes de octubre de 2024 y aceptó allanar el camino para el pacto fiscal.

Basado en esos hechos, Reyes Villa, en declaraciones a ATB, dijo que “yo creo que es el capricho de alguna persona (el conflicto por el Censo) porque yo hablé con el presidente del Comité Interinstitucional, el rector (Vicente Cuellar) que estaba ahí (en el Encuentro Plurinacional), inclusive lo llamé al señor (Rómulo) Calvo a Santa Cruz para decirle y ambos dijeron que se pondrían de acuerdo (para aceptar las propuestas), pero yo creo que hay una persona que está en otra cosa y eso no puede ser”.

¿Capricho del gobernador de Santa Cruz?, le preguntó un periodista al alcalde cochabambino quien respondió: “me imagino, es decir, quiénes estarán influyendo en él para no llegar a la paz que necesita el país”.

En al menos tres ocasiones, el gobernador Camacho impidió que se concrete un acuerdo que permita superar el conflicto por la fecha del Censo.

El 22 de octubre el escenario fue la mesa de diálogo que el Gobierno nacional instaló con los representantes del Comité Interinstitucional, integrado por el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), Vicente Cuellar, el gobernador Luis Fernando Camacho y los dirigentes cívicos Fernando Larach y Stello Cochamanidis.

En esa cita se aceptó, inicialmente, la propuesta del Gobierno de redactar una nueva norma complementaria al Decreto Supremo 4760, delegar a una comisión técnica la definición de la fecha del Censo y que los resultados preliminares sean aplicados en octubre de 2024 con la redistribución de recursos.

Sin embargo, luego de un cuarto intermedio, el Comité, inducido por Camacho, propuso un proyecto de decreto que fijó para el 2023 el tope para realizar el proceso censal desechando el acuerdo de dejar el trabajo a la comisión técnica. Luego de que el Gobierno dijo que ese no era el acuerdo alcanzado antes del receso, Camacho se retiró de la mesa de diálogo. Cuellar se quedó en la reunión por unos minutos más y acogió la propuesta del Gobierno nacional.

El segundo hecho evidente de la traba que se pone desde ciertos espacios en Santa Cruz se evidenció el 28 de octubre, fecha en la que se celebró el Encuentro Plurinacional por un Censo con Consenso en la ciudad de Cochabamba, y de la que no participó Camacho como sucedió el 12 de julio cuando el Consejo Nacional de Autonomías decidió postergar el proceso censal hasta junio de 2024.

Si bien no asistió, Camacho igual trabó el acuerdo de que una comisión técnica defina la fecha definitiva del Censo de Población y Vivienda, que tuvo el respaldo de las más de 300 autoridades que participaron en el encuentro. Cuellar, sin poder de decisión, tuvo que ajustarse a esa postura, sin embargo, días después el rector se inclinó por el planteamiento y fue ese uno de los puentes que permitió un nuevo cercamiento con el gobierno nacional.

Ello se concretó la noche del martes 1 de noviembre. Cuellar acudió a la reunión junto con Larach y varios acompañantes, y tuvo de interlocutores al portavoz presidencial, Jorge Richter, y el ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui. La Gobernación pidió tener su representante, pero al final éste no acudió.

El encuentro se inició a las 21.00 y avanzó en un ambiente optimista e incluso se llegó a un preacuerdo para pacificar a la ciudad de Santa Cruz que incluía interceder ante quienes mantienen el paro indefinido y también el cerco.

De manera adicional, se acordó dejar abierta la fecha del Censo y delegar a una comisión técnica la definición del día de la encuesta nacional.

Asumido el preacuerdo, los actores determinaron continuar la reunión desde las 10.00 del miércoles 2 de noviembre, pero esto no se concretó. Incluso se propuso que la reunión continúe en la casa del cívico Rómulo Calvo, pero éste no contestó a las llamadas de las autoridades nacional y en cambio, y por los medios de comunicación, puso un conjunto de condiciones para un nuevo encuentro, entre ellos liberar a los aprehendidos en al ataque en el municipio de La Guardia y derogar el Decreto Supremo 4760.

Con todo, el escenario para solucionar el diferendo por la fecha del Censo será la comisión técnica que trabajará por tiempo y materia a partir de este sábado.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS