Fundado el 21 de Diciembre de 2016

martes, 6 / diciembre / 2022

Montaño anuncia ingreso de cuatro marchas este lunes a Santa Cruz y opositores temen enfrentamientos

El ministro de Obras Públicas Edgar Montaño anunció que este lunes cuatro columnas de marchistas de vecinos y ciudadanos afectados por el octavo día de paro indefinido, ingresarán a la ciudad de Santa Cruz pidiendo levantar la medida de presión y exigiendo se respete el derecho al trabajo. La oposición por su lado acudió a la Policía para solicitar que se tomen previsiones ante el peligro de enfrentamientos entre grupos opuestos.

En conferencia de prensa, Montaño dijo que “los hermanos transportistas y gremialistas” solicitaron al gobierno resguardo para el día de mañana lunes, porque “ya están cansados del señor Camacho y Calvo”, dos líderes que manejaron el conflicto luego que el presidente Luis Arce promulgara el decreto supremo 4760 postergando el censo hasta el 2024.

El ministro explicó que una marcha saldrá desde la zona sur, desde la Refinería de Palmasola; la segunda del Mercado Guapurú del Plan Tres Mil; la tercera de El Bateón zona Pampa de la Isla y la cuarta llegará desde la Zona Norte-Satélite.  Dijo que el objetivo de la marcha es pedir paz, tranquilidad, que se levante el paro y el bloqueo de caminos.

“Pedimos nuevamente al señor Gobernador que pueda levantar las barricadas, que pueda dejar pasar libremente a la ciudadanía cruceña porque están cacheando, registrando y les están cobrando 10 a 20 bolivianos por pasar hacia un sector. Se ha cansado efectivamente el pueblo cruceño y este lunes el pueblo se va a manifestar diciendo basta de los abusos del señor Camacho y el señor Calvo”, declaró.

Por su lado, el diputado cruceño de Creemos José Carlos Gutiérrez acudió este domingo a las oficinas del Comando Departamental de la Policía Boliviana para entregar una carta, solicitando tomen previsiones ante el ingreso de las marchas anunciadas. En esos ambientes se encontró con la respuesta que la Policía no recepciona correspondencia en domingo y le pidieron volver en lunes.

“Desde este momento el comandante de la Policía es responsable de las posibles muertes de bolivianos y cruceños que se generen a partir de los enfrentamientos. Bolivia ya no quiere que corra más sangre”, escribió en sus redes sociales acompañado de un video de su visita junto a varios canales de televisión.

Advirtió al comandante que no adoptar acciones concretas tendientes a evitar enfrentamientos, “con alta probabilidad de muertos y heridos”, lo hace responsable a partir de la recepción de esta carta que fue colada en las puertas de vidrio de la Policía, según el diputado, en calidad de cedulón.

Indicó que la bancada parlamentaria cruceña tiene conocimiento de alcaldes del norte integrado de Buena Vista, Yapacaní, Santa Rosa y otros movimientos sociales vienen a la ciudad de Santa Cruz a reeditar lo que sucedió en el año 2019, cuando se produjeron muertes que hasta ahora no se esclarecieron.

En reiteradas oportunidades el presidente del comité cívico Rómulo Calvo declaró a la prensa que no quiere reeditar la masacre de Terebinto, ocurrida en 1958 cuando Santa Cruz se movilizó y exigió al Estado central el pago de regalías por la explotación de petróleo en ese departamento.

Desde el inicio del paro indefinido, el pasado 22 de octubre, se registraron hechos como el caso de Puerto Quijarro, donde un mecánico que rechazó la instalación del bloqueo a la ruta internacional murió por golpes en la cabeza. A raíz de este hecho, dos cívicos fueron enviados a detención preventiva.

El 27 de octubre, Julio Ignacio Alí Gutiérrez, fue víctima de una brutal golpiza por discutir con los cívicos bloqueadores y exigir su derecho a cruzar el punto de bloqueo para llegar a su casa. Hasta ahora el hombre lucha por su vida en un centro de salud.

El gobierno atribuye a grupos de choque y los activistas de la Unión Juvenil Cruceñista a quienes acusó este domingo de bloquear la refinería de Palmasola para evitar la salida de cisternas destinadas a suministrar combustible a la ciudad.

Este domingo otra persona que intentaba desbloquear el camino en Pailón, resultó herida en un enfrentamiento con los cívicos que mantienen la medida de presión. La pelea se produjo a mediodía sin poder desactivar el bloqueo.

A ocho días del paro indefinido, las partes dicen estar dispuestas al diálogo, pero cada una mantiene firme su propuesta y no da brazo a torcer, pese a las permanentes exhortaciones de la Iglesia Católica de restituir un diálogo sincero y que de una vez se solucione este problema.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS