Fundado el 21 de Diciembre de 2016

domingo, 27 / noviembre / 2022

Iglesia pide al gobierno asumir su responsabilidad, abrir diálogo y solucionar el paro en Santa Cruz

El arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue, pidió este domingo a las autoridades de gobierno asumir su responsabilidad y solucionar el problema del censo antes que se venga el paro indefinido desde el próximo 22 de octubre, afectando a todos, sobre todo a los más pobres que buscan diariamente el pan para vivir.

“En nuestra realidad estamos viviendo un momento muy difícil, muy complicado. Aquí en Santa Cruz estamos a la puerta de un paro por pedir justicia y pedir algo que no es solamente para una región, no es para unos cuántos. No es justo, pero la solución está en manos de aquel que tiene más poder de decisión, en este caso el gobierno. Ahí está la decisión, no hay por donde perderse en esto”, dijo en homilía dominical.

Leigue observa que la solución no está en las amenazas de acudir a las maquinarias para limpiar las carreteras, sino en abrir un diálogo sincero. “Esta es la salida y esta solución que se debe buscar antes de llegar a los problemas; no cuando ya esté el problema y por ahí decir que nosotros estamos aquí para luchar contra el mal”, comentó.

Sostuvo que las amenazas de un lado y del otro no ayudan en nada. Dijo que, si el gobierno realmente dice luchar por los más pobres, entonces busque solución para no llegar a este problema, para no afectar a una parte que sufre, a esa persona que cada día se busca el pan para vivir.

Cree que el gobierno debería buscar un diálogo sincero sin descargar en alguien el problema que a veces uno tiene por la ineficiencia. Y para la Iglesia diálogo sincero significa hablar sin ninguna condición, “no es decir que estamos prestos a dialogar sin mover nada porque ya está decidido”.

En los últimos días, un juez de Santa Cruz amplió el arresto domiciliario a 24 horas sin salida laboral del presidente del comité cívico Rómulo Calvo, quien debería dirigir el paro indefinido y, sin embargo, hoy tiene custodio policial a domicilio.

El arzobispo lamentó que existan jueces a los no que les interesa hacer justicia, no le interesa que alguien esté sufriendo, no le interesa que una familia esté pasándola mal por alguien que a lo mejor está juzgado injustamente. “No le interesa todo esto y ahí estamos con tanta injusticia en nuestra realidad”, acotó

Indicó que estos malos jueces no le temen a Dios, pero para que no los molesten prometen hacer justicia sin considerar que Dios les puede hacer justicia en un abrir y cerrar de ojos. Por ese motivo recomendó a los católicos ser perseverantes en la oración como necesidad del encuentro, diálogo y confianza con el Señor.

Pidió a los católicos orar para que se toque el corazón de las autoridades, que no se cierren y que abran un poquito más allá la mirada y exhortó a seguir confiando que esto se va a solucionar para que no surjan todo lo que se está escuchando para las próximas semanas y no se politice la situación del censo./Erbol.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS