Fundado el 21 de Diciembre de 2016

viernes, 9 / diciembre / 2022

Wall Street cerró la semana con fuertes pérdidas y retomó la senda negativa por el temor a una recesión mundial

Las buenas noticias sobre la economía de Estados Unidos siguen siendo malas noticias para Wall Street, cuyos indicadores principales se desplomaron el viernes por la preocupación de que el mercado laboral norteamericano, pese a que sigue siendo fuerte, pueda contribuir a una recesión.

El índice Dow Jones cayó 2,1%, el Nasdaq cerró 3,8% abajo y el S&P 500 cedió 2,8 por ciento.

El gobierno informó que los empresarios contrataron más trabajadores el mes pasado de lo que esperaban los economistas. Wall Street teme que la Reserva Federal considere esto como una prueba de que la economía aún no se ha desacelerado lo suficiente como para mantener la tasa de inflación bajo control. Eso podría despejar el camino para que el banco central estadounidense siga subiendo las tasas de interés de forma enérgica, algo que corre el riesgo de provocar una recesión si se hace con demasiada fuerza.

“La situación del empleo sigue siendo buena y eso podría ser un poco frustrante para la Fed”, comentó Brian Jacobsen, estratega de inversiones sénior en Allspring Global Investments. “La Fed cree que necesitamos más desempleados para asegurarnos de que la inflación descienda y se mantenga baja”.

A principios de esta semana se recuperaron un poco en un fuerte pero efímero repunte después de que algunos inversores se fijaran en unos datos económicos más débiles de lo esperado que sugerían que la Reserva Federal podría suavizar las subidas de tipos. Sin embargo, el informe de empleo del viernes puede haber echado por tierra esas esperanzas de un “giro” por parte de la Fed. Es un patrón que se ha repetido varias veces este año.

Los empresarios añadieron 263.000 puestos de trabajo el mes pasado. Se trata de una desaceleración respecto al ritmo de contratación de 315.000 en julio, pero sigue siendo más de los 250.000 que esperaban los economistas.

También es desalentador para los inversores el hecho de que la tasa de desempleo haya mejorado en parte por razones equivocadas. Entre las personas que no están trabajando, hay menos de las habituales que buscan activamente un empleo. Se trata de la continuación de una tendencia de larga duración que podría mantener la presión al alza sobre los salarios y la inflación.

Todavía no estamos fuera de peligro, pero deberíamos estar más cerca a medida que el impacto de la política agresiva empieza a hacerse notar”, dijo Matt Peron, director de investigación de Janus Henderson Investors.

Al subir los tipos de interés, la Fed espera frenar la economía y el mercado laboral. El plan es privar a la inflación de las compras necesarias para que los precios sigan subiendo. La Fed ya ha visto algunos efectos, ya que el aumento de los tipos hipotecarios ha perjudicado al sector inmobiliario en particular. El riesgo es que si la Fed va demasiado lejos, podría llevar a la economía a una recesión. Mientras tanto, los tipos más altos presionan a la baja los precios de las acciones, las criptodivisas y otras inversiones.

Todo depende de la inflación en este momento”, dijo Peter Essele, jefe de gestión de carteras de Commonwealth Financial Network. “Creemos que se va a moderar en los próximos trimestres”.

En conjunto, muchos inversores consideran que los datos de empleo del viernes mantienen a la Reserva Federal en camino de subir su tipo de interés a un día en tres cuartos de punto porcentual el próximo mes. Sería la cuarta subida de este tipo, el triple de lo habitual, y situaría el tipo en un rango del 3,75% al 4%. Comenzó el año prácticamente en cero.

El petróleo, por su parte, continuó con su fuerte subida y se encamina a su mayor incremento semanal desde marzo. El crudo estadounidense de referencia subió un 4,3%, hasta los 92,29 dólares por barril. El crudo Brent, el estándar internacional, subió un 3,6% a 97,83 dólares.

Se han disparado porque los grandes países productores de petróleo se han comprometido a recortar la producción para mantener los precios al alza. Esto debería mantener la presión sobre la inflación, que sigue estando cerca de un máximo de cuatro décadas, pero que se espera que se modere.

La subida del crudo ayudó a que las acciones de las empresas relacionadas con el petróleo estuvieran entre las pocas que subieron el viernes en Wall Street. El proveedor de servicios petroleros Halliburton subió un 3,5%, y ConocoPhillips ganó un 2,6%.

Las acciones de las empresas tecnológicas lideraron el camino en la dirección opuesta. Han sido de las más afectadas por la subida de tipos de este año, que ha perjudicado más a las inversiones consideradas más arriesgadas, más caras o que más hacen esperar a los inversores para obtener un gran crecimiento.

Más allá de la subida de los tipos de interés, los analistas dicen que el próximo martillo que golpeará a las acciones podría ser una posible caída de los beneficiosempresariales. Las empresas están lidiando con la alta inflación y los tipos de interés que se comen sus ganancias, mientras la economía se ralentiza.

Los rendimientos del Tesoro subieron inmediatamente después de la publicación del informe de empleo, aunque se tambalearon un poco después. El rendimiento del Tesoro a 10 años, que ayuda a fijar los tipos de las hipotecas y otros préstamos, subió al 3,87% desde el 3,83% del jueves.

El rendimiento a dos años, que sigue más de cerca las expectativas de la acción de la Fed, subió al 4,30% desde el 4,26%. A primera hora de la mañana, superó el 4,33% y se acercó a su nivel más alto desde 2007.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS