Fundado el 21 de Diciembre de 2016

martes, 4 / octubre / 2022

Juan Guaidó rechazó el arresto del obispo nicaragüense Rolando Álvarez y exigió su liberación

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, rechazó este viernes el arresto del obispo nicaragüense Rolando Álvarez, luego de que la Policía de Nicaragua entrara a la fuerza al Palacio Episcopal de la Diócesis de Matagalpa.

El dictador Daniel Ortega, aliado de Nicolás Maduro, continúa la persecución en Nicaragua. Denunciamos el secuestro de monseñor Rolando Álvarez, que aparezca sano y salvo. Hacer responsables a dictadores por sus actos es clave para contener el avance de totalitarismos en el mundo”, escribió el líder de la oposición venezolana en su cuenta de Twitter.

La Policía de Nicaragua ingresó este viernes a la fuerza al Palacio Episcopal de la Diócesis de Matagalpa y arrestó a Álvarez y a siete de sus colaboradores, quienes se encontraban recluidos y retenidos desde el 4 de agosto pasado.

Álvarez, de 55 años, obispo de la Diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la Diócesis de Estelí, es acusado por la Policía Nacional de intentar “organizar grupos violentos”, supuestamente “con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales”, aunque de momento no han ofrecido pruebas.

El jerarca, un crítico del Gobierno del presidente Daniel Ortega, fue detenido junto a los sacerdotes José Luis Díaz y Sadiel Eugarrios, primer y segundo vicario de la catedral de Matagalpa de San Pedro, respectivamente.

También fueron detenidos Ramiro Tijerino, rector de la Universidad Juan Pablo II y encargado de la parroquia San Juan Bautista; así como los seminaristas Darvin Leyva y Melkin Sequeira, el camarógrafo Sergio Cárdenas y el sacerdote Raúl González.

La detención de Álvarez es el más reciente roce en una historia de fricciones entre la Iglesia católica nicaragüense y los sandinistas encabezados por el presidente Ortega.

En lo que va de año, el Gobierno sandinista ha expulsado del país al nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, llevado a prisión a tres sacerdotes, cerrado ocho radioemisoras católicas y sacado de la programación de la televisión por suscripción a tres canales católicos.

También, ha ingresado por la fuerza y allanado una parroquia y expulsado a 16 monjas de las misioneras de la orden Madre Teresa de Calcuta.

El presidente Ortega tildó de “terroristas” a los obispos nicaragüenses que actuaron como mediadores de un diálogo nacional con el que se buscaba una salida pacífica a la crisis que vive el país desde abril de 2018

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS