El tren de las nubes cumple 50 años: 5 curiosidades para celebrarlo

Tren de las nubes Salta-Argentina

Calienta motores muy cerquita del cielo y, por su impronta única, se convirtió en un imperdible no solo de Salta, sino de toda Argentina. Cinco décadas atravesando paisajes únicos y regalando las mejores panorámicas del norte argentino.

Una experiencia de altura que eriza la piel y permite adentrarse en el corazón de una de las provincias con el apodo más preciso: Salta, la Linda. El afamado Tren de las Nubes inauguró su primer trayecto el 16 de julio de 1972, después de muchos años de trabajo arduo. Los esfuerzos dieron resultado, porque los emocionantes paisajes de Salta se lucen entre curvas, elevaciones, viaductos, túneles y puentes, ofreciendo un itinerario que recorre 434 kilómetros entre ida y vuelta. 

El color celeste de las formaciones contrasta con los rojizos montañosos que hacen honores a las tonalidades típicas norteñas, y combinan a la perfección con el cielo. El interior de los vagones está preparado para recibir a turistas ansiosos por capturar fotografías y poner en práctica todos los sentidos, pero la tentación de pararse a mirar por la ventanilla supera cualquier comodidad. Si hay algo que destaca el transporte es justamente eso: las panorámicas que obsequia. Ahora bien, ¿cuáles son las curiosidades detrás de este imperdible del NOA? 

Es el tercer tren más alto del mundo

4220 metros sobre el nivel del mar son suficientes para que el preferido de Salta entre en el top 3 mundial. La perspectiva que se alcanza a esas alturas es insólita: montañas de colores cobrizos, vegetación autóctona, cóndores andinos sobrevolando la zona y un silencio propio de la naturaleza que se impone. Pero las maravillas vienen acompañadas de un consejo práctico: ¡hay que tomar mucha agua para evitar el mal de montaña o apunamiento! 

Una postal muy hermosa del tren de las nubes.

Su apodo proviene de una anécdota entre camarógrafos

Así como leés. La historia cuenta que dos profesionales de la cámara oriundos de Tucumán realizaron, allá por la década del 60, el tramo del tren que recorre Salta – Socompa. En ese entonces, el transporte era traccionado por máquinas a vapor, con lo cual se formaba una nebulosa que se perdía entre el firmamento. ¿El resultado? Nubes ficticias, que dieron origen al místico apodo del Tren a las Nubes. 

El mayor ícono de su recorrido es el viaducto La Polvorilla

Una maravilla de la ingeniería del siglo XIX. Una obra arquitectónica de impacto mundial y local. Protagonista de incontables fotografías, este tramo es uno de los favoritos. El puente de acero está ubicado a 4220 metros sobre el nivel del mar, pesa 1600 toneladas, tiene 224 metros de longitud, 63 metros de altura y atraviesa una de las rutas más icónicas del país celeste y blanco: la Ruta 40. Su estructura resalta entre el paisaje de la Puna, generando un contraste digno de fotografías. El espectáculo genera un vértigo que deja sin aliento y habilita un sinfín de laderas repletas de colores rojos y amarillos. 

San Antonio de los Cobres es el principal centro urbano de la región

Ubicada a 196 kilómetros de la capital, esta localidad es una atracción turística en sí misma. Acá comienza el trayecto del tren pero, además de funcionar como punto de origen, esconde algunos secretos muy vinculados a la cultura local. Imperdible visitar el Mercado Artesanal de San Antonio de los Cobres para comprar artesanías auténticas hechas a mano, el Paseo Anatolio con el criadero de llamas, la Iglesia San Antonio de Padua construida en adobe y roca volcánica, y el Museo Regional Andino de San Antonio de los Cobres. Perderse entre sus calles de tierra es un viaje de ida hacia el corazón del noroeste argentino. 

Tiene capacidad para 468 pasajeros Los ocho vagones que integran la formación están preparados para recibir turistas de todas las nacionalidades. Son 468 las personas que pueden subirse para disfrutar del viaje en ferrocarril, integrado con coche comedor, guías bilingües, audio y video. La velocidad máxima que alcanza es de 35 kilómetros por hora, y resulta el balance perfecto de adrenalina y aceleración para absorber el entorno natural que lo rodea. Los tickets pueden sacarse a través de la página web oficial del Tren a las Nubes y, además, ofrece la posibilidad de contratar el traslado en bus desde Salta capital hasta San Antonio de los Cobres, con paradas técnicas alucinantes en el medio