Fundado el 21 de Diciembre de 2016

lunes, 8 / agosto / 2022

Tras cambio de Aguilera, Csutcb pide reestructuración de la Policía y cambio de Del Castillo

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSTUSB) calificó de acertada la decisión de cambiar al general Jhonny Aguilera y al alto mando policial ante la crisis institucional. Ahora pide una verdadera reestructuración de la institución y ratifica el pedido de cambio del ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo.

«Este era un pedido que se hizo, no solamente por parte del sector campesino sino también por otras organizaciones sociales, se hicieron varias denuncias de que la Policía está relacionada con el narcotráfico. Hemos visto con mucha pena lo que pasó con el asesinato de los tres policías en Porongo y realmente dejó mucho que desear el actuar del excomandante», declaró el dirigente Humberto Claros en contacto con la ANF.

Calificó de importante la decisión del mandatario de haber cambiado el mando policial; sin embargo, manifestó que «urge una reestructuración total de la Policía»; además, volvió a plantear la necesidad de que el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, sea removido del cargo.

«Nosotros desde enero le pedimos eso a nuestro presidente Luis Arce, como Pacto de Unidad y la (CSTUSB) no hay otra manifestación que diga otra cosa, siempre hicimos esa petición (…) La decisión está en manos del presidente. En este momento el ministro demuestra incoherencia en su gestión y esta gravitando, las organizaciones sociales y en el MAS-IPSP no lo quieren, está generando una inconformidad», sostuvo.

Para la dirigencia campesina la verdadera reestructuración de la Policía pasa por un cambio de la «institucionalidad», incluso en la visión que tienen los efectivos porque muchos ingresan a la Academia Nacional de Policías con el pensamiento de «robar».

«Estos cambios se darían a partir de una restructuración absoluta de la Policía, es un cambio elemental que hay que hacer inmediatamente. Después del golpe de Estado y hasta ahora no hay ninguna propuesta del Ministerio de Gobierno. Solamente vemos a un ministro que hace eventitos con la Policía para lavar la imagen de la institución no hay una verdadera transformación», dijo.

En estos últimos meses, la Policía se vio envuelta en diversas denuncias de irregularidades, tal es el caso de vínculos con atracos, venta de autos robados de Chile, complicidad con reos, corrupción y protección al narcotráfico, lo que fue cuestionado desde el mismo oficialismo.

La ola de críticas se profundizaron después que el ministro Del Castillo dijo en el mes de marzo que había dirigentes y diputados que se enriquecen con la producción de coca, estas afirmaciones provocaron un duro pronunciamiento de las Seis Federaciones del Trópico.

Posteriormente, el propio Evo Morales denunció una presunta protección al narcotráfico en Valle de Sajta, Cochabamba, en una rueda de prensa presentó audios en los que se escucha una orden para abandonar supuestamente una fábrica de droga. El caso llegó a la Fiscalía y no se supo más de las investigaciones.

Luego, la Policía tuvo que enfrentar otra crisis vinculada a la venta de vehículos robados de Chile, un jefe policial fue enviado a la cárcel pues en uno de sus domicilios se encontró uno de estos motorizados.

La Fuerza de Lucha Contra el Narcotráfico también fue golpeada cuando en abril ocho efectivos del Grupo de Inteligencia y Operaciones Especiales (GIOE) Amazonia fueron enviados con detención preventiva a la cárcel por el volteo de 800 kilos de droga. El caso llegó a la Fiscalía y no se sabe nada más.

El reciente caso de Porongo ha representado un duro golpe a la Policía, tres de sus efectivos fueron acribillados a sangre fría por un grupo criminal a la cabeza de Misael Nallar, yerno del conocido narcotraficante Einar Lima Lobo. Está en investigación una presunta llamada que hubiera realizado uno de los guardaespaldas a un efectivo policial.

Este viernes, tres cuerpos sin vida fueron encontrados en Cochabamba, específicamente en Ivirgarzama, en un vehículo, los tres ciudadanos cruceños fueron acribillados. El caso está en investigación.

La línea más dura del MAS y las organizaciones sociales fueron las más críticas a la gestión del excomandante de la Policía, en reiteradas oportunidades solicitaron su cambio porque estaba empañando la gestión de Arce./Los Tiempos.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS