Fundado el 21 de Diciembre de 2016

jueves, 30 / junio / 2022

García-Sayán aborda el caso Añez en la ONU y dice que ‘todas las personas tienen derecho a juicio justo’

En su informe ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, el Relator para la independencia de jueces y abogados, Diego García-Sayán manifestó este martes que el caso de Jeanine Añez pone de manifiesto temas estructurales de la administración judicial boliviana y sostuvo que toda persona tiene derecho a un juicio justo sin excepción.

En su intervención, García-Sayán mencionó las observaciones y recomendaciones que emanaron de su visita que realizó a Bolivia en febrero de este año.

Entre sus consideraciones, señaló que Añez está en prisión preventiva desde marzo de 2021 y enfrenta a dos procesos penales por hechos ocurridos el 2019.

“Dicho caso pone de manifiesto temas estructurales de la administración justicia como la generalización de la detención preventiva. Todas las personas tienen derecho a un juicio justo y a las garantías judiciales de ley. Esto no tiene, ni debe tener, no puede tener ninguna excepción”, afirmó el Relator.

Recordó que, durante su visita a Bolivia, Añez se encontraba en huelga de hambre, ante lo cual enfatizó que “el Estado se encuentra en una posición especial de garante respecto de las personas privadas de libertad y es del Estado la responsabilidad de garantizar su integridad y salud”.

Entre otras observaciones, el Relator mencionó que la jurisdicción indígena originaria campesina está limitada seriamente el ámbito material, la debilidad de la carrera judicial, el rezago procesal y la limitación de la cobertura de los servicios judiciales, código procesal demasiado formalista y modelos anacrónicos de gestión de tribunales.

García-Sayán también se refirió a las masacres de Senkata, Sacaba y de la zona Sur producidas en la crisis de 2019 y lamentó que las víctimas hayan pasado más de dos años esperando justicia.

Observó, asimismo, que siete de cada diez personas privadas de libertad están sin condena y que la tasa de hacinamiento es del 349%.

El funcionario de Naciones Unidas se refirió también al actual sistema de designación de las altas autoridades judiciales. Indicó que no ha dado los resultados esperados y recibe extendida crítica, puesto que la preselección de candidatos a ser sometidos a votación popular es realizada por un órgano político: la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Recomendaciones 

En su informe, García-Sayán se refirió a algunas recomendaciones que contiene su informe sobre Bolivia y destacó que ve la posibilidad de un gran acuerdo nacional sobre la justicia.

Pidió extremar esfuerzos para reconstituir la confianza entre todos los actores políticos institucionales de la justicia, un debate nacional sobre las reglas de designación de los integrantes de las altas cortes, reformar la Ley de Deslinde Jurisdiccional ampliando competencia de la jurisdicción indígena.

También recomendó restablecer la justicia de paz como una forma de mejorar el acceso a la justicia y descongestionar tribunales, brindar recursos apropiados al sistema judicial y un plan de reforma en la gestión que ahora es ineficiente.

Otras recomendaciones de García-Sayán consisten en establecer una efectiva carrera judicial regularizando a los jueces transitorios antes del final de este año, atacar la corrupción en el sistema judicial con políticas de transparencia y rendición de cuentas y poner fin a la generalización y abuso de las detenciones preventivas.

Respecto a la crisis política del 2019-2020, instó a que el Ministerio Público realice investigaciones de oficio sin hacer caer la iniciativa o carga probatoria en las víctimas.

Respuesta del Gobierno

El Gobierno de Bolivia comentó el informe del Relator, a través del ministro de Justicia, Iván Lima, que participó mediante vía virtual y ratificó la intención gubernamental de lograr una transformación de la justicia que esté acompañada del escrutinio Internacional.

Sin embargo, Lima observó que la confianza entre los actores políticos de Bolivia (una de las recomendaciones del García-Sayán) en los últimos días ha sido “empañada”, debido a “imprecisiones en las declaraciones del Relator”.

“Nosotros vemos con profunda preocupación que muchos de los sectores puedan tergiversar o malinterpretar determinaciones y afirmaciones del Relator, que han tenido como fin Buscar el permanente mejoramiento de la administración de justicia en el país”, manifestó Lima.

Si bien no brindó mayores detalles, el Ministro en los últimos días fue crítico al Relator debido a su pronunciamiento en redes sociales, mediante el cual expresó su preocupación sobre declaraciones de Evo Morales respecto a que en una reunión política se habría definido llevar a Jeanine Añez a juicio ordinario. Incluso García-Sayán sostuvo que corresponde juicio de responsabilidades a una persona que ejerció la presidencia, al margen de cómo asumió el cargo.

Lima, en declaraciones a la prensa, cuestionó el pronunciamiento de García-Sayán que se realizó mediante Twitter y sostuvo que antes debió escuchar al Gobierno.

En su respuesta al informe del Relator en la ONU, Lima resaltó que se está trabajando en un fortalecimiento de la justicia indígena y la incorporación de jueces a la carrera judicial para este año.

Reconoció que se debe mejorar la elección de las altas autoridades de la justicia y señaló que la transparencia y lucha contra la corrupción deben ser una constante.

El Ministro recordó que el Gobierno respetará el informe del Grupo Internacional de Expertos Independientes y que así se espera que el sistema de enjuiciamiento penal deje de dar a las víctimas la carga de investigación.

También expuso el objetivo de que, a través de la Fiscalía General, se logre “memoria, verdad y justicia para todas las víctimas de las graves violaciones de los Derechos Humanos ocurridas el año 2019”./Erbol.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS