Fundado el 21 de Diciembre de 2016

lunes, 27 / junio / 2022

La inflación anual de Alemania volvió a marcar un índice récord en mayo: 7,9 por ciento

La tasa de inflación anual de Alemania se aceleró hasta el 7,9% en mayo, su nivel más alto en casi medio siglo, según una estimación oficial realizada el lunes.

La Oficina Federal de Estadística dijo que la inflación interanual se disparó desde el 7,4% de abril, con los precios de la energía un 38,3% más altos que en mayo del año pasado y los de los alimentos un 11,1% más. Alemania tiene la mayor economía de Europa.

Es la tasa de inflación más alta desde el invierno de 1973-1974, cuando una crisis del petróleo también impulsó la subida de los precios. La inflación en Alemania se situó en febrero en un ya elevado 5,1% y saltó por encima de la marca del 7% en marzo tras la invasión rusa de Ucrania.

En términos intermensuales, la oficina de estadística dijo que los precios subieron un 0,9% en mayo.

En otro informe del lunes, la oficina dijo que los ingresos de los ciudadanos en Alemania bajaron un 1,8% en términos reales en el primer trimestre de este año en comparación con el año anterior como resultado de la inflación, que compensó con creces un aumento nominal del 4%.

En comentarios poco antes de que se publicara la última cifra de inflación, el Ministro de Hacienda, Christian Lindner, dijo que “la máxima prioridad debe ser la lucha contra la inflación”.

“La inflación es un enorme riesgo económico y debemos luchar contra ella para que no surja una crisis económica, para que no se desarrolle una espiral a través de la cual la inflación se alimente a sí misma”, dijo Lindner.

Panorama adverso para la industria

La industria alemana se prepara para un 2022 más duro, ya que los confinamientos en China y la guerra en Ucrania agravan los problemas de la cadena de suministro, lo que ha llevado a dos asociaciones a rebajar sus previsiones para el año.

La asociación de ingeniería VDMA recortó este lunes por segunda vez sus perspectivas de crecimiento de la producción de maquinaria. Ahora espera que la producción de maquinaria industrial con la etiqueta “Made in Germany” crezca un 1% este año, tras haber recortado su previsión al 4% desde el 7% de hace dos meses.

El año pasado, la producción creció un 6,4%.

Por su parte, la asociación de la industria BDI dijo que ahora espera que las exportaciones crezcan sólo un 2,5% este año, después de haber pronosticado un aumento del 4% en enero.

La rebaja de las previsiones se produce a pesar de que muchas empresas tienen una fuerte cartera de pedidos, ya que tienen dificultades para atenderlos: según una encuesta del instituto Ifo, el 77,2% de las empresas sufren cuellos de botella y problemas para adquirir productos intermedios y materias primas.

Una de cada dos empresas afectadas por la escasez de materiales dijo que los confinamientos en China habían hecho que la situación fuera aún peor que antes, según la encuesta del IFO publicada el lunes.

El presidente de la VDMA, Karl Haeusgen, dijo en un comunicado que antes de la invasión rusa de Ucrania, el 80% de las empresas describían sus perspectivas de negocio en Rusia como buenas o satisfactorias. Ahora, el 75% prevé que se deterioren en los próximos seis meses o planea abandonarlas por completo.

“Esto muestra hasta qué punto la guerra ha cambiado todo”, dijo Haeusgen.

El BDI prevé que la producción crecerá cerca del 2% —menos de lo que se esperaba antes de que comenzara la guerra— con la advertencia de que esta previsión depende de que disminuyan los problemas de la cadena de suministro y el gas ruso siga llegando.

Las exportaciones también pueden ser motivo de preocupación. El año pasado, la maquinaria constituyó una parte sustancial de los 26.600 millones de euros (28.500 millones de dólares) en bienes que Alemania exportó a Rusia. /Ap- Reuters

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS