Fundado el 21 de Diciembre de 2016

domingo, 3 / julio / 2022

Ayuda EEUU otorga a Ucrania 40 mil millones de dólares

El presidente estadounidense, Joe Biden, ratificó ayer el nuevo paquete legislativo de ayuda militar y humanitaria a Ucrania por valor de 40 mil millones de dólares para respaldar a Kiev ante la guerra desencadenada por la invasión rusa del país.

La Casa Blanca informó en un comunicado que Biden estampó su firma desde Corea del Sur, donde se encuentra de viaje oficial, con lo que la legislación entra en vigor de manera inmediata.

El nuevo paquete se basa en el envío de más armas y munición a Ucrania, aunque también incluye asistencia económica directa y ayuda humanitaria, como el envío de alimentos.

La firma de Biden se produce después de que el Senado estadounidense aprobara esta semana con un respaldó amplio, al igual que previamente la Cámara de Representantes, la nueva ayuda a Kiev.

La aprobación de estos 40 mil millones de dólares llega al agotarse el paquete de 13.600 millones de asistencia que aprobó el Congreso estadounidense en marzo, poco después de que Rusia iniciara la invasión de Ucrania el 24 de febrero.

Precisamente, el Departamento de Estado anunció el miércoles el envío de los últimos 100 millones de dólares de ese paquete, destinados a artillería y radares.

Portugal da 250 millones de euros

El primer ministro de Portugal, António Costa, anunció ayer que Portugal dará a Ucrania 250 millones de euros de apoyo financiero, de los cuales 100 millones se entregarán este año y 150 en los próximos tres años.

Costa, que se encuentra de visita oficial en Kiev, explicó a periodistas portugueses que el monto irá destinado a las “necesidades financieras del presupuesto ucraniano”.

Aclaró que ese dinero será canalizado a través de la cuenta nacional de Ucrania en el Fondo Monetario Internacional o través de “canales de la Unión Europea que se abran para financiación directa”.

El primer ministro luso matizó que este pacto lo había tratado previamente con su homólogo ucraniano, Denys Shmyhal, por videollamada hace “unas semanas” pero, en su visita a Ucrania, acordó con el presidente, Volodímir Zelenski, la “temporalidad de la aplicación”.

A la salida de la Embajada de Portugal en Kiev, donde ha condecorado a un funcionario por su labor durante la guerra, Costa anunció también que es “portador” de una invitación de Zelenski para el presidente luso, Marcelo Rebelo de Sousa, para que visite Ucrania.

Horas antes, en una rueda de prensa conjunta, Costa aseguró que Portugal acoge con “los brazos abiertos” la petición de Ucrania de integrarse en la UE, mientras Zelenski pidió celeridad en el proceso al ser un país en situación de guerra.

El Primer Ministro portugués visitó también el suburbio de Irpin, una de las zonas al norte de Kiev que estuvieron ocupadas por las fuerzas rusas hasta finales de marzo, donde condenó la “brutalidad” de la invasión rusa, que comenzó el pasado 24 de febrero, y pidió justicia por los crímenes cometidos.

Deuda conjunta

El ministro de Desarrollo Económico de Italia, Giancarlo Giorgetti, pidió ayer que la Unión Europea (UE) emita deuda conjunta para financiar el impacto que está suponiendo para los Veintisiete la guerra en Ucrania.

“La economía italiana sufre los daños de la guerra y los daños de la guerra siempre se han pagado con deuda. El apoyo a Ucrania, también el militar, es una opción política europea, por lo que debe pagarse con deuda europea”, dijo Giorgetti en un acto de la formación ultraderechista celebrado al norte del país.

La hipótesis de que la UE emita deuda común para financiar las inversiones que están siendo necesarias para afrontar los desafíos de la guerra de Ucrania, como la independencia energética deRusia o el reforzamiento de la defensa, ya ha sido defendida por el primer ministro italiano, Mario Draghi.

La intención sería aprobar un paquete similar al programa de fondos europeos para la recuperación tras la pandemia, que tiene un tamaño de 750 mil millones de euros y que se financia con deuda conjunta, un plan inédito que salió adelante tras un fuerte resistencia de algunos países.

Las sanciones de la UE a Moscú por su invasión a Ucrania están penalizando a la economía rusa pero también amenazan con frenar el crecimiento económico de los socios europeos./Los Tiempos.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS