Fundado el 21 de Diciembre de 2016

jueves, 6 / octubre / 2022

Oficialismo y oposición ven que el dirigente Max Mendoza debe renunciar a su cargo para someterse a la investigación

En medio de la ola de críticas y denuncias de por medio, el oficialismo y la oposición consideraron que el presidente de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB), Max Mendoza, debe renunciar a su cargo para someterse a la respectiva investigación.

Contra el dirigente universitario, de 52 años de edad, pesan seis denuncias en la Fiscalía admitidas se decidió que san acumuladas en un solo proceso debido a que se trata de un mismo hecho, en este caso, relacionado al ejercicio de la dirigencia y cobro de salario.

El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Héctor Arce, uno de los que  formalizó la querella afirmó a ERBOL que Mendoza tiene “mucho que explicar” al país por la permanencia en el sistema universitario, los viajes que hizo, los ingresos que percibió del Estado, entre otros.

«Si tendría algo de ética y moral (Max Mendoza) ya debería haber renunciado, pero no lo va a hacer, por lo tanto, la Justicia se encargará de estudiar en relación a su conducta y comportamiento en la CUB», dijo y añadió que “venir con bravuconadas o con tonos alzados de voz no corresponde».

El diputado de Comunidad Ciudadana (CC), Alberto Astorga, consideró que Mendoza debería disculparse ante el país y no atacar a las personas que lo cuestionan, en ese sentido, exigió su renuncia al cargo.

“Tiene que ser también procesado por esa regularidad y, al mismo tiempo, le decimos al señor Max Mendoza que renuncié a la cabeza de la CUB para que de esa forma exista una investigación transparente”, instó.

El senador del MAS, Rubén Gutiérrez, pidió que la Fiscalía realice la investigación respectiva y que el aludido dirigente pueda demostrar su inocencia, en caso de que fueran falsas las denuncias, aunque dijo que debe dimitir a la presidencia de la CUB para someterse a la investigación.

“Yo creo que sí (debe renunciar), eso ya es una decisión personal, pero facilitaría los mecanismos internos que tiene la universidad pública boliviana con relación a la representación estudiantil”, dijo consultado al respecto.

Mientras que el diputado de Creemos, Erwin Bazán, afirmó a ERBOL que los “dinosaurios tienen que caer” debido a que le hacen “daño al sistema universitario” con su permanencia en el cargo.

“Por supuesto que sí (debe renunciar), y este dirigente tiene que someterse a la Justicia”, sostuvo aunque consideró que deben ser las mismas autoridades universitarias que deberían “sacarlo” de la presidencia de la CUB.

Mendoza se encuentra al frente del CUB desde 2018, se encuentra en la universidad 33 años, se aplazó en más de 200 materias y en otras 100 materias tendría 0 de nota, según datos revelados por el diputados del MAS, Héctor Arce. /Erbol

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS