Fundado el 21 de Diciembre de 2016

domingo, 3 / julio / 2022

Guillermo Lasso responsabilizó a Rafael Correa y Lenín Moreno por el aumento del crimen y la inseguridad en Ecuador

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, ha vuelto a mencionar la responsabilidad de los gobiernos que le precedieron en materia de seguridad. En una reciente entrevista con la cadena CNN, Lasso dijo que Rafael Correa y Lenín Moreno cedieron el control de las cárceles a las bandas del crimen organizado. Además, arremetió contra el ex alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot. Lasso ha asegurado que Correa y Nebot tienen un plan para desestabilizar su administración que, actualmente, se enfrenta a altos niveles de violencia en las calles y a una crisis carcelaria que se acerca a los 400 muertos en un año.

En la conversación que se desarrolló mientras Lasso se encontraba en Israel, como parte de su visita oficial, el mandatario ecuatoriano aseguró que Rafael CorreaLenín Moreno y Jaime Nebot son culpables de la violencia que hoy vive el Ecuador: “Los dos gobiernos anteriores fueron tremendamente permisivos y los últimos 20 años de una administración local en Guayaquil también fueron permisivos”, aseguró el mandatario. Lasso ha calificado que el desafío de recuperar el control es “muy grande”.

Lasso dio estas declaraciones apenas unos días después de la última masacre carcelaria que sucedió en una cárcel de Santo Domingo de los Tsáchilas, a 152 kilómetros de Quito. La riña entre dos bandas ocasionó el brutal asesinato de al menos 44 reos. Según reportes de periodistas que cubren la crisis carcelaria, todavía la cárcel donde sucedió el amotinamiento continúa sucia con la sangre de los reos ejecutados.

Esta no es la primera vez en que Lasso menciona a Correa y Nebot. A inicios de este mes, el presidente Guillermo Lasso agitó el avispero de la política ecuatoriana. Afirmó que el expresidente Rafael Correa y el exalcalde de Guayaquil Jaime Nebot, a quienes calificó de “mellizos”, trabajan coludidos para instalar una conspiración en su contra. Antes, en la primera entrevista que dio como presidente, Lasso calificó a Correa y a Nebot junto a Leonidas Iza, un dirigente indígena opositor, como un “triunvirato de la conspiración”.

El mandatario, en esa ocasión a inicios de mayo, acusó a Correa de temerle y a Nebot de odiarlo. Lasso afirmó que este último lo odia porque no tuvo el arrojo suficiente para ser candidato en las elecciones presidenciales y ganar la primera magistratura del Estado, y que por celos está buscando la forma de desestabilizar la democracia ecuatoriana. También aclaró que no es la Asamblea Nacional la que participa en conjunto en estos planes de conspiración, sino que “son estos dos señores, a través de sus asambleístas” quienes mueven los hilos de la conjura. Nebot “no tuvo los huevos para ser candidato”, dijo el presidente ecuatoriano.

No solo Lasso, sino varios analistas y expertos en seguridad, han señalado a Rafael Correa como el mandatario que permitió que en el país se instalaran bandas del crimen organizado. La repercusión de aquello tiene efectos actuales, por ejemplo los altos índices de violencia, la crisis carcelaria y que los puertos de Ecuador sean calificado como el “hub logístico” para el envío de cocaína a los países de Europa y Norteamérica.

Además, Lasso se refirió a que Jaime Nebot, quien fue alcalde de Guayaquil por 20 años y quien es uno de los líderes del Partido Social Cristiano, opositor a Lasso, fue muy permisivo durante su administración, por lo que Guayaquil continúa siendo una de las ciudades más violentas e inequitativas del país. El puerto de Guayaquil es el lugar donde los contenedores para la exportación son contaminados con droga.

Paradójicamente, Guillermo Lasso llegó a la Presidencia con el apoyo del partido de Nebot. Sin embargo, su alianza duró poco y en la primera sesión de la Legislatura rompieron el acuerdo. Desde entonces, Lasso y Nebot son contrarios.

Las últimas declaraciones de Lasso contradicen lo que el mandatario dijo a Infobae en marzo de este año. En una entrevista con el Presidente, este aseguró que los ciudadanos están cansados de las peleas entre políticos, a las que calificó como un teatro con pocos espectadores. En ese momento, Lasso aseguró que su gobierno está enfocado en solucionar los problemas relacionados con la seguridad ciudadana, el empleo y la economía. /portal Infobae

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS