Fundado el 21 de Diciembre de 2016

sábado, 25 / junio / 2022

Luis Arce: Con la nacionalización y la industrialización de los recursos naturales la calidad de vida de los bolivianos va mejorando

El presidente del Estado Luis Arce destacó este jueves que Bolivia es un país rico en recursos naturales y gracias a la nacionalización e industrialización de éstos, la calidad de vida de los bolivianos fue mejorando.

Durante el acto de inauguración del nuevo “Museo de la Nacionalización de los Hidrocarburos” en la ciudad de El Alto, el jefe de Estado destacó que Bolivia es un país rico en recursos naturales, como el gas, el petróleo, el litio, entre otros.

Sin embargo, a diferencia de ahora, en épocas neoliberales, el país, siendo rico en recursos naturales, se veía con los bolsillos vacíos; es decir, sin crecimiento, sin carreteras, escuelas, hospitales.

“(Pero) poco a poco tras la nacionalización, tras la recuperación y sobre todo ahora, en esta etapa de la industrialización, el pueblo va mejorando su calidad de vida y ese es el objetivo fundamental que traza nuestro proceso de cambio”, afirmó.

Destacó que la tercera nacionalización, en mayo de 2006, fue posible gracias a las organizaciones sociales, estudiantes, docentes, vecinos y otros sectores del pueblo boliviano que, en octubre de 2003, se reivindicaron y movilizaron en defensa de los recursos naturales.

“Esta última nacionalización también debe recordarnos la agenda de octubre y las movilizaciones del año 2003, donde la ciudad de El Alto tuvo un papel preponderante, fundamental, decisivo a la cabeza de la COR (Central Obrera Regional) y la Fejuve (Federaciones de Juntas Vecinales de El Alto)”, rememoró.

Según datos del Ministerio de Hidrocarburos y Energías, Bolivia recibió alrededor de $us 50.000 millones por concepto de renta petrolera en 16 años (2006 – 2021), gracias a que nacionalizó los hidrocarburos y sentó soberanía sobre sus recursos naturales.

La nacionalización de los hidrocarburos, que hasta 2005 estaban en poder de empresas transnacionales, tuvo un notorio impacto positivo en la economía boliviana, reflejada en un crecimiento económico histórico para el país y en el desarrollo hacia la industrialización.

“Este crecimiento económico, reflejado en la renta petrolera, significa un ingreso para el Tesoro General de la Nación (TGN) y en segundo lugar genera ingresos de divisas al país; por lo tanto, este ingreso de divisas mejora la acumulación de las Reservas Internacionales Netas (RIN), lo que repercute en la solvencia del Estado Plurinacional de Bolivia”, según esa cartera de Estado. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS