Cuba retomó masivo desfile del primero de mayo, tras dos años de pandemia

Cientos de miles de cubanos salieron el domingo, convocados por el gobierno y portando mascarillas, a desfilar por el Día de los trabajadores para llenar calles y plazas de las principales ciudades, cuando la isla caribeña enfrenta serios problemas de escasez y altos precios.

Tras dos años de confinamiento por la pandemia de Covid-19, el gobierno llamó a los trabajadores al desfile, facilitando en la capital autobuses para transportarlos hasta las inmediaciones de la Plaza de Revolución capitalina. 

«Cuba Vive y Trabaja» se leía en un gran listón extendido a lo ancho de la avenida que atraviesa la plaza, en el corazón de La Habana, al inicio del evento al que trabajadores y estudiantes fueron convocados desde la madrugada.

Con banderas, pancartas y ampolletas gigantes de papel que simulaban a las vacunas «Soberana» y «Abdala», desarrolladas por científicos cubanos contra el Covid-19, trabajadores del sector de la salud abrieron el desfile.

«Cuba no se detiene» a pesar de un contexto internacional «complejo y desafiante» donde crece «la hostilidad y se recrudece» el embargo estadounidense, dijo el secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, Ulises Guilarte, único orador de la jornada.

La pasada semana, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, acusó a la administración estadounidense del demócrata Joe Biden de querer excluir a la isla de la Cumbre de las Américas, que se celebrará en junio en Los Angeles, California.

Ante la presencia del presidente Miguel Díaz-Canel y el nonagenario líder revolucionario Raúl Castro, quien se mantuvo firme de pie en su uniforme verde oliva, Guilarte saludó la presencia de más de 1.050 visitantes en representación de organizaciones extranjeras. 

La televisión estatal transmitió escenas en directo del desfile en capitales de provincias.

La movilización de la maquinaria del gobernante Partido Comunista, se da tras un año álgido en el que se registraron las históricas manifestaciones del 11 de julio de 2021 al grito de «Libertad» y «Tenemos hambre», que dejaron un muerto, decenas de heridos y 1.395 detenidos, de los cuales 728 siguen presos, según el último recuento de la ONG con sede en Miami, Cubalex.

La ONG denunció esta semana que periodistas independientes y activistas fueron alertados de no salir de sus casas el 1 de mayo.

«Denunciamos el acoso a varias activistas y periodistas cubanas en los últimos días. La seguridad del estado las ha amenazado con no salir a la calle el 1ro de mayo. Así vive la isla el día de los trabajadores con jornadas previas de represión», precisó la organización en Twitter./AFP