Fundado el 21 de Diciembre de 2016

lunes, 27 / junio / 2022

El PBI de Estados Unidos cayó 1,4 por ciento anual en el primer trimestre

La economía estadounidense se contrajo el pasado trimestre por primera vez desde que se produjo la recesión pandémica de hace dos años, con una caída a ritmo anual de 1,4%, pero los consumidores y las empresas siguieron gastando en una señal de resistencia subyacente.

El gasto constante sugirió que la economía podría seguir expandiéndose este año, a pesar de que la Reserva Federal planea subir los tipos de forma agresiva para luchar contra el aumento de la inflación. El crecimiento del primer trimestre se vio obstaculizado principalmente por la ralentización de la reposición de bienes en tiendas y almacenes y por la fuerte caída de las exportaciones.

La estimación del Departamento de Comercio del jueves sobre el producto interior bruto del primer trimestre -la producción total de bienes y servicios del país- quedó muy por debajo del crecimiento anual del 6,9% del cuarto trimestre de 2021. Y para el conjunto de 2021, la economía creció un 5,7%, la mayor expansión en un año natural desde 1984.

La economía se enfrenta a presiones que han aumentado la preocupación por su salud fundamental y han suscitado la inquietud por una posible recesión. La inflación está presionando a los hogares a medida que los precios de la gasolina y los alimentos se disparan, los costes de los préstamos aumentan y la economía mundial se ve sacudida por la invasión rusa de Ucrania y los bloqueos de China.

Aun así, el mercado laboral estadounidense -el pilar más importante de la economía- sigue siendo sólido. Y en el trimestre de enero-marzo, las empresas y los consumidores aumentaron su gasto a una tasa anual del 3,7%, una vez ajustada la inflación.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha señalado una rápida serie de subidas de tipos para combatir la subida de precios. La Fed va a subir su tipo de interés clave a corto plazo en medio punto porcentual la semana que viene, la primera subida tan grande desde el año 2000. Se esperan al menos dos subidas más de medio punto -el doble de la subida más habitual de un cuarto de punto- en las siguientes reuniones de la Fed. Se trataría de una de las series más rápidas de subidas de tipos de la Fed en décadas.

Powell apuesta por que, con las ofertas de empleo en niveles casi récord, el gasto de los consumidores saludable y el desempleo inusualmente bajo, la Fed puede frenar la economía lo suficiente como para controlar la inflación sin provocar una recesión. Sin embargo, la mayoría de los economistas se muestran escépticos de que la Fed pueda lograr ese objetivo con una inflación tan alta como la actual./Ap

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS