El Pentágono sopesa aumentar la producción de los misiles Stinger y Javelin tras la entrega de cientos de piezas a Ucrania

La producción de sistemas antiaéreos Stinger y sistemas antitanques Javelin en EE.UU. puede ser aumentada para reponer sus arsenales tras el envío de armas a Ucrania, admitió este viernes el subsecretario del Ejército de EE.UU. para Adquisiciones, Logística y Tecnología, Doug Bush.

«Creo que, en realidad, esas son dos oportunidades para que el Ejército avance rápidamente, de la forma en que el Congreso quiere que repongamos esas existencias. […] Creo que podemos hacerlo», afirmó el militar durante un evento organizado por el portal militar DefenseNews.

Al comentar sobre el paquete de financiamiento para el Pentágono de 1,5 billones de dólares, aprobado por el Congreso a mediados de marzo, Bush indicó que la Defensa «lo agradece mucho». «Estamos muy cerca de estar listos para informar al Congreso nuestros primeros pasos en esa dirección», dijo.

Al mismo tiempo, Bush señaló que el aumento de producción plantea varios desafíos vinculados con las adquisiciones a largo plazo, la elaboración de equipos auxiliares y las preocupaciones por la cadena de suministro.

Los misiles Stinger y Javelin constituyen una considerable parte de la ayuda militar de EE.UU. a Ucrania. Así, el pasado viernes Washington anunció que suministrará a Kiev 800 sistemas Stinger y 2.000 sistemas Javelin. Previamente, el 3 de marzo, EE.UU. entregó a Ucrania 200 misiles Stinger. /AFP