EEUU advierte a China con represalias si apoya “agresión rusa” contra Ucrania

Estados Unidos advirtió a China contra cualquier tentativa de “apoyar la agresión rusa” contra Ucrania, donde nuevos bombardeos dejaron al menos 27 muertos en el este del país.
El secretario de Estado, Antony Blinken vertió ayer las amenazas, afirmó que los ataques de Rusia contra civiles constituyen “crímenes de guerra y acusó a Moscú de no hacer “esfuerzos significativos” en el frente diplomático para resolver el conflicto.

Esas advertencias surgen tras una serie de reportes sobre bombardeos contra objetivos civiles que dejaron ya centenas de muertos desde el inicio de la invasión de Ucrania ordenada hace tres semanas por el presidente ruso, Vladimir Putin.

Al menos 27 personas murieron el jueves en los bombardeos de la artillería rusa en la región de Járkov (noreste).

Esos bombardeos “destruyeron una escuela y un centro cultural” en la localidad de Merefa, dejando un saldo de 21 muertos y 25 heridos, “diez de ellos en estado grave”, informó la fiscalía regional.

Otras seis personas perecieron en un ataque con bombas de racimo en Kozacha Lopan, a unos cincuenta kilómetros al norte de Járkov, indicó el alcalde de un pueblo vecino.

Mientras, Kiev, donde el cerco de las tropas rusas se va estrechando, salía ayer de un toque de queda de 35 horas.

Rusia niega ataque a teatro

El Ministerio ruso de Defensa negó haber atacado el miércoles el teatro en la ciudad portuaria de Mariúpol, sitiada desde hace más de dos semanas.

Según los responsables locales, había “más de mil” refugiados en el teatro. La ONG Human Rights Watch dice que eran al menos 500, aunque reconoce que le faltan datos.

Las informaciones llegan con cuentagotas y en ocasiones contradictorias: Ucrania y los países occidentales acusan de ese ataque a Rusia, que lo atribuye a milicianos de ultraderecha ucranianos.

Según unas imágenes satelitales del teatro captadas el 14 de marzo por la empresa privada Maxar, en la parte delantera y trasera del edificio, en el suelo, se había escrito la palabra “niños” en ruso.

El teatro de Mariúpol “fue fuertemente bombardeado el miércoles, aunque servía de refugio, bien conocido y claramente identificado, para los civiles, incluidos niños”, denunció el jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell.

“Estos ataques deliberados contra civiles e infraestructuras civiles son vergonzosos, reprobables y totalmente inaceptables” dijo, añadiendo que “los autores de estas graves violaciones y crímenes de guerra, así como los dirigentes gubernamentales y jefes militares, tendrán que rendir cuentas”.

EEUU amenaza a China

A pocas horas del encuentro entre el presidente de EEUU, Joe Biden, y su homólogo chino, Xi Jinping, el Gobierno estadounidense hizo saber que China se expondría a represalias por “apoyar la agresión rusa” contra Ucrania.

“Estamos preocupados por el hecho de que ellos consideran dar apoyo directo a Rusia con equipo militar que sería utilizado en Ucrania. El presidente Biden hablará mañana (por hoy) al presidente Xi, y le dirá que la China tendrá responsabilidad por todo acto dirigido a apoyar la agresión rusa y no dudaremos en imponerle un costo”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense.

“Vemos con preocupación que China piensa dar a Rusia una asistencia militar directa”, agregó.

Este encuentro, el cuarto entre ambos mandatarios desde que Joe Biden es presidente, busca “conservar los canales de comunicación abiertos entre Estados Unidos y China”, afirmó en un comunicado la portavoz del Ejecutivo estadounidense, Jen Psaki.

Un “nuevo muro” en Europa

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, denunció que Rusia erige un nuevo “muro” en Europa, “entre la libertad y la esclavitud”, en un mensaje de video difundido en la Cámara Baja del Parlamento alemán.

Zelenski recriminó además a los alemanes haberse negado durante años a romper sus lazos económicos con Rusia, principalmente en el sector de la energía.

La OTAN ha rechazado las peticiones de Ucrania de implicarse directamente en el conflicto, por temor a desatar una Tercera Guerra Mundial entre dos beligerantes con enormes arsenales nucleares.

Por ahora, ha proporcionado ayuda militar y Biden anunció el miércoles que Estados Unidos también apoyará a Ucrania para adquirir nuevos sistemas de defensa antiaérea.

Pese a todo, Putin aseguró que la operación se desarrolla “con éxito”. Putin también aseveró que las sanciones que excluyeron a Rusia de la mayor parte del sistema financiero occidental habían fracasado.

El Ministerio ruso de Finanzas dijo que pagó intereses por $us 117,2 millones por deuda extranjera y evitó por ahora el default.

A nivel global, la guerra podría costar un punto al crecimiento mundial a lo largo de un año si los efectos sobre los mercados de la energía y financieros perduran, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Europa será la región más castigada por las repercusiones económicas de la ofensiva, según la organización.

“Grandes esfuerzos”

Más de tres millones de personas han huido del país, la mayoría mujeres y niños, según la ONU, mientras que Zelenski afirmó ayer que 108 menores habían muerto en el conflicto.
Representantes de Kiev y Moscú han conversado por videoconferencia en varias ocasiones esta semana.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que la delegación rusa estaba “realizando grandes esfuerzos” y que está “dispuesta a trabajar día y noche”, pero que los ucranianos no “muestran tanto ahínco”.

La respuesta vino del ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, quien acusó a Rusia de “fingir negociar” un alto el fuego con Ucrania mientras continúa su ofensiva en el país vecino, buscando una “capitulación ucraniana”. /AFP