Bachelet aprecia avances en DDHH en Venezuela aunque advierte que «queda más por hacer»

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, afirmó este jueves ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que ve progresos en Venezuela en materia de derechos y lucha contra la impunidad policial, si bien «aún queda más por hacer».

«La reforma del sistema de justicia y la reestructuración de la policía nacional son pasos prometedores», señaló Bachelet, calificando al mismo tiempo las condenas a torturadores  «como pasos en la dirección correcta (aunque) aún queda más por hacer». 

La Alta Comisionada alabó asimismo el memorando de entendimiento firmado por el gobierno de Nicolás Maduro con la fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI). 

Se trata de «otra oportunidad para que las autoridades demuestren su compromiso con la lucha contra la impunidad», afirmó. 

La oposición venezolana mostró reservas ante los avances citados por la responsable de Naciones Unidas. 

«Los anuncios del régimen, por sí solos, carecen de valor», reaccionó Miguel Pizarro, representante del opositor Juan Guaidó ante la ONU, destacando que el proceso de nombramiento de jueces «no ha sido transparente y no garantiza imparcialidad», por la «marcada tendencia política» de los magistrados. 

Esta semana, organizaciones venezolanas denunciaron 1.414 «ejecuciones extrajudiciales» en Venezuela en 2021, «cifra letal» que, sin embargo, supone una caída del 50% con respecto a 2020, y achacaron el importante descenso a las denuncias directas de Bachelet.

La expresidenta de Chile ha exigido la disolución de la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional (FAES), acusada de excesos en operativos contra la criminalidad.

En su intervención del jueves, Bachelet volvió a demandar la liberación de personas detenidas arbitrariamente y mostró su preocupación por el «enjuiciamiento» o la «estigmatización» de trabajadores de oenegés, defensores de derechos humanos y periodistas, entre otros.

También condenó el cierre y los bloqueos de medios de comunicación. «El pueblo de Venezuela tiene derecho a fuentes de información independientes y las libertades de los medios deben ser protegidas», destacó.

En cuanto a los avances en materia de libertades políticas, agradeció que las autoridades nacionales dieran acceso a observadores electorales en los últimos comicios municipales y regionales, y consideró «alentadoras» las noticias sobre una reanudación de discusiones entre el gobierno venezolano y la oposición.

La Alta Comisionada llamó de nuevo al levantamiento de sanciones sectoriales con el fin de «aliviar las necesidades de los más sectores más vulnerables de la población venezolana» y reiteró la disponibilidad de su organismo para prestar asistencia técnica al país latinoamericano.

Agradeciendo las gestiones de la oficina de Bachelet, Pizarro lamentó este jueves que el gobierno de Caracas haya «decidido burlarse de estos esfuerzos cuando descaradamente siguen violando una y otra vez los derechos humanos de los venezolanos». /AFP