Fundado el 21 de Diciembre de 2016

miércoles, 18 / mayo / 2022

El Corso vuelve con aforo del 80% y la exigencia del carnet de vacunación

Luego de tres años de pausa, uno por desastres y dos por la pandemia de la Covid-19, la ciudad de Cochabamba vuelve este sábado a celebrar el Corso de Corsos con tres particularidades: exigencia del carnet de vacunación a todos los participantes, aforo del 80 por ciento y descuentos de hasta un 20 por ciento en la venta de un puesto para la gradería.

El alcalde Manfred Reyes Villa confirmó ayer que la actividad permitirá cerrar la fiesta del Carnaval en los valles y anunció que se prevé la llegada de senadores y autoridades municipales de otras regiones del país.

Exhortó a los fraternos a cumplir con el protocolo de bioseguridad para prevenir la propagación de la Covid-19.

La autoridad edil señaló que todo está listo para recibir a delegaciones tanto del interior como exterior de Bolivia.

Reyes Villa añadió que al evento también acudirán diplomáticos, motivo por el que se armó un palco para que puedan disfrutar del talento y la alegría de los fraternos.

Aforo

En medio de este panorama, el director de Recaudaciones de la Alcaldía, Wilson Espinoza, indicó que este año se controlará que los espectadores cumplan con el aforo del 80 por ciento en las graderías, es decir que en cada fila sólo se permitirá ocho personas, a pesar que la infraestructura podría soportar a 10.

Con la finalidad de resguardar a la integridad de los visitantes, se programó hacer inspecciones permanentes para verificar la resistencia de las graderías y el costo.

“Se debe tomar en cuenta que tiene que haber un 20 por ciento de descuento en el precio de la gradería. Si el precio normal hace años era de 70 a 50 bolivianos, tiene que haber una rebaja, tomando en cuenta que estamos en pandemia”, afirmó.

Sin embargo, en un recorrido por El Prado y la avenida Ramón Rivero se constató que los vendedores están comercializando un puesto hasta en 130 bolivianos y que buscan convencer a los interesados para que adquieran paquetes promocionales en los que además del sitio pueda acceder a una ración de comida, una polera y algún recuerdo.

En tanto, otros ofrecen desinfección constante e incluso rebajas de hasta 20 bolivianos por persona si se compra más de cinco espacios para el Corso.

Algunos incluso ofertan bebidas alcohólicas de cortesía, pese a que está prohibido su consumo y expendio, según normativas municipales vigentes.

Por su parte, el director de Seguridad Ciudadana, Miguel Pantajo, anunció que los controles serán intensivos y estrictos en todo el recorrido del Corso. Subrayó que se instalarán cuatro carpas multidisciplinarias para atender casos de extravíos de niños, atención a personas con discapacidad y adultos mayores.

Remarcó que la verificación de las medidas de bioseguridad se aplicará al inicio y finalizar el recorrido en coordinación con la Policía y Tránsito.

Piden utilizar las vías alternas

El director de Movilidad Urbana de la Alcaldía, Óscar Velarde, informó que desde las 4:00 de este sábado se cerrarán las avenida Heroínas, Ballivián o El Prado, Oquendo, San Martín y Ramón Rivero, entre otras calles por el Corso, por lo que los conductores deben utilizar vías alternas.

Recordó que el cierre se extenderá hasta la madrugada del domingo 6 de marzo.

Uno de los puntos más caóticos que se generó por los cierres es el ubicado por la Ramón Rivero y Papa Paulo, porque en el área se instaló el palco de autoridades e invitados. Esta zona se cerrará dos cuadras a la redonda hoy, por lo que se pide precaución./Los Tiempos.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS