Fundado el 21 de Diciembre de 2016

miércoles, 29 / junio / 2022

Más de un millón de personas han abandonado Ucrania en una semana de guerra

La guerra en Ucrania ha desencadenado un movimiento de huida de la población ucraniana que, según la ONU, puede llevar a cuatro millones de personas a pedir refugio fuera del país para escapar de la invasión rusa. Desde el pasado jueves, más de un millón de personas ha salido del país, según los últimos datos cerrados a 2 de marzo que el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) facilita en un nuevo portal que ha lanzado para informar de esta crisis humanitaria.

La mitad de los expatriados se dirigen a Polonia, que ya ha recibido unos 548.000 refugiados, pero centenares de miles han cruzado también las fronteras de Moldavia, Rumanía, Hungría y Eslovaquia. «He trabajado en crisis de refugiados durante casi 40 años y rara vez he visto un éxodo de personas tan increíblemente rápido», señalaba hace unos días el máximo responsable de ACNUR Filippo Grandi

Además de los refugiados, Naciones Unidas estima hace unos días que hay un millón de desplazados internos, personas han abandonado sus hogares para escapar de los enfrentamientos, aunque sin salir del territorio de Ucrania. Desde 2014, ya se habían producido 800.000 desplazamientos en el interior.

Asimismo, se estima que hay 140.000 personas, residentes en las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania, que se han refugiado en territorio ruso ya desde antes de la invasión, según la propia ONU.

Polonia 
La mitad de los refugiados están eligiendo Polonia para su huida de Ucrania. Unas 547.000 personas que vivían en este país lo han abandonado rumbo a este estado de la Unión Europea desde el pasado jueves, según los tados de ACNUR.

Polonia, que guarda profundos vínculos históricos y culturales con Ucrania, acoge ya a la mayor comunidad ucraniana en el extranjero, con más de un millón de personas, aunque, según Efe, hay estimaciones no oficiales elevan esa cifra hasta los dos millones. Las autoridades polacas esperaban la llegada diaria de unas 30.000 personas procedentes de Ucrania pero la cifra está siendo mucho más elevada.

Varsovia ha habilitado ocho centros de acogida a refugiados a lo largo de su frontera, donde se les facilita orientación y alojamiento temporal si es necesario. Estos puntos de atención están ubicados en Medyka, Dorohusk, Krocienko, Budomierz, Dorohusk, Dolhobyczow, Zosin, Hrebenne y Korczowa. Ha habilitado una web con toda la información en inglés.

Hungría
Hungría ha acogido a más de 133.000 refugiados, según ACNUR, una parte de ellos ucranianos de origen húngaro que viven en el extremo occidental de Ucrania. Hungría tiene cinco pasos fronterizos con Ucrania y varias ciudades cercanas, como Zahony, han habilitado centros de acogida en edificios públicos.

Budapest ha cambiado su legislación para permitir la entrada en el país y otorgar el estatus de asilo temporal a todos aquellos que «huyen de su patria por conflictos armados, por guerra civil o por conflictos étnicos». Hasta ahora solo se podía pedir asilo en las embajadas de Belgrado y Kiev.

Rumanía
Rumanía ha acogido a unos 51.000 refugiados procedentes de Ucrania desde que el ejército ruso lanzara el jueves su ofensiva, según ACNUR. Bucarest ha eliminado la obligación de guardar cuarentena obligatoria por COVID-19 a las personas provenientes de Ucrania.

El paso fronterizo más concurrido es el de Siret, seguido del de Sighetul-Marmatiei, ambos en el norte de Rumanía. En ambos se han levantado dos campos de acogida.

Además, los ucranianos recurren al paso fronterizo terrestre de Halmeu y al de Isaccea, en el tramo del Danubio que separa ambos países junto al mar Negro, según la Policía de Frontera rumana. También están entrando refugiados vía Moldavia.

Moldavia
Moldavia ha recibido por el momento más de 97.000 refugiados ucranianos, según los datos de ACNUR. La presidenta del país, Maia Sandu, ha asegurado que recibirán «a todos» los que les pidan ayuda.

Las autoridades moldavas han establecido dos centros humanitarios en las poblaciones de Palanca y Ocnita, al norte del país, donde los refugiados pueden recibir «asistencia humanitaria, legal y alimentación», informa AFP.

Eslovaquia
ACNUR refiere que 72.200 personas han abandonado el territorio ucraniano hacia Eslovaquia, que se ha comprometido a acoger a todas las personas que «huyan del conflicto militar» sin necesidad de que presenten pasaporte. El país ha abierto así las fronteras a los refugiados ucranianos y el Gobierno ha informado de que disponen de 10.000 plazas de alojamiento para las personas que no tengan familiares que los reciban.

Bielorrusia
Fronterizo con el norte de Ucrania, el país es aliado de Rusia y no solo acoge varias bases militares rusas en su territorio, sino que uno de los principales frentes de la invasión se estableció a partir de las tropas rusas que partieron desde Bielorrusia hacia Kiev, distante tan solo 80 kilómetros de la frontera. A pesar de todo, según ACNUR, 357 personas han buscado refugio en suelo bielorruso.

Otros países europeos
ACNUR informa de que más de 88.000 personas habían salido de Ucrania para refugiarse en otros países europeos.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS