Fundado el 21 de Diciembre de 2016

martes, 27 / septiembre / 2022

Con más de 30 millones de mujeres y niñas desplazadas en el mundo, Fundación ACNUR Argentina presentó “Huir para vivir”

Más de 82,4 millones de personas fueron desplazadas por la fuerza en todo el mundo como resultado de persecuciones, conflictos bélicos, violencia generalizada o violaciones a los derechos humanos, según datos publicados en el Informe de ACNUR Tendencias Globales 2020. Casi la mitad son mujeres y niñas.

Se estima que una de cada tres mujeres sufrirá violencia de género en el transcurso de su vida. Sin embargo, para los más de 30 millones de mujeres y niñas en situaciones de crisis, huida y desplazamiento, estas probabilidades aumentan exponencialmente. La violencia de género es uno de los factores que las obliga a escapar de sus hogares para salvar sus vidas y, al mismo tiempo, se trata de uno de los riesgos más recurrentes que enfrentan en la huida al buscar protección. Durante el desplazamiento son aún más vulnerables las niñas, las mujeres no acompañadas, embarazadas, jefas de hogar, discapacitadas o adultas mayores.

Fundación ACNUR Argentina desarrolló la Iniciativa “Huir para vivir” con la finalidad de dar visibilidad a esta realidad inadmisible que enfrentan las mujeres y niñas refugiadas y desplazadas y convocar, a su vez, a la sociedad, a todas las personas en Argentina, a demostrarles su apoyo.

El símbolo que acompaña la iniciativa se corresponde con el 5° Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS5) que promueve las Naciones Unidas, representa a la igualdad de género, considerándolo no solo un Derecho Humano fundamental, sino también la base esencial para construir un mundo pacífico y próspero. Poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas es crucial para el desarrollo sostenible.

ACNUR trabaja diariamente en más de 130 países para brindarles contención, asistencia, protección internacional y mejores oportunidades a estos millones de mujeres y niñas.

La Agencia de la ONU para los refugiados, prioriza dos objetivos que se refuerzan mutuamente: reducir el riesgo de que las poblaciones de interés sufran violencia de género y garantizar que quienes hayan sobrevivido a la violencia de género tengan acceso adecuado y oportuno a servicios de calidad que les permitan satisfacer sus necesidades.

ACNUR trabaja en el mundo junto a socios, gobiernos y comunidades para prevenir la violencia de género, mitigarla y dar respuesta a los casos, garantizando protección, refugio y asistencia médica urgente.

Además, para ACNUR, cada persona refugiada, desplazada, solicitante de asilo o apátrida debe tener la posibilidad de gozar de la igualdad de oportunidades. La condición de ser refugiadas, de igual forma que el género, no debería ser un impedimento para ello. Con este fin, implementa diversos programas de inclusión y promoción de la participación que buscan fortalecer y salvaguardar a millones de mujeres y niñas, y darles herramientas para que puedan forjar un mejor futuro; asegurando su registro y documentación y fomentando la igualdad de oportunidades laborales, económicas, educativas y de acceso a la salud.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS