Fundado el 21 de Diciembre de 2016

domingo, 22 / mayo / 2022

La batalla de Kiev se recrudece con una lucha urbana y aplican sanciones contra Putin

El ataque contra Kiev no cesa. La capital ucrania, en el punto de mira del presidente ruso, Vladímir Putin, ha amanecido con tiroteos y detonaciones en las calles tras una noche en la que el retumbar de las explosiones no ha cesado.

A primera hora de la mañana de este sábado se ha registrado un enorme impacto en un bloque de apartamentos, en la parte alta de la ciudad. El Gobierno ucranio asegura que ha sido atacado por un misil ruso. Un vídeo difundido por el Servicio Nacional de Emergencias muestra la detonación de lo que parece un cohete y las imágenes de las cámaras de seguridad caseras de uno de los apartamentos recogen el momento del alcance, en el que por ahora no ha habido víctimas. El ministro de Sanidad ucranio ha explicado este sábado que 198 personas han muerto en los últimos tres días de ofensiva, incluyendo tres niños, y que más de 1.100 personas han resultado heridas.

El ataque de Putin contra lo que ha denominado un “régimen nazi y de drogadictos” sigue adelante mientras miles de personas se refugian en el metro de la capital, de 2,8 millones de habitantes. Decenas de miles ya la han abandonado en dirección a los países vecinos.

En Kiev, el Ejército ucranio ha volado varios puentes en un intento de frenar el avance de las tropas enviadas por el jefe del Kremlin. Disparos de armas pequeñas y explosiones en varios puntos de la capital evidenciaban las huellas de lucha urbana.

El Ejército, con ayuda de civiles armados, está colocando barricadas de neumáticos para cortar calles y establecer controles. Hay tiroteos en varios puntos de la capital, que trata de resistir el ataque. El presidente ucranio, Volodímir Zelenski, había avisado antes de que se avecinaba una noche dura de asedio en la ciudad.

SANCIONES CONTRA PUTIN

La Unión Europea y Estados Unidos asestan un golpe directo al Kremlin como castigo por la invasión de Ucrania. Los Veintisiete y la Administración de Joe Biden han decidido sancionar personalmente al presidente de Rusia, Vladímir Putin, y a su ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, con la congelación de todos sus posibles activos y bienes en territorio europeo o estadounidense, así como la prohibición de viajar a ellos.

La medida, en represalia por un acto de guerra que marca un punto de no retorno en las relaciones entre el bloque comunitario y Moscú, forma parte de un amplio paquete de represalias armado minuciosamente desde Bruselas y cuya intención es azotar de forma brutal y sin precedentes al entramado político y económico que sostiene al régimen de Putin.

El zarpazo es global, ataca a casi todos los sectores estratégicos de Rusia, especialmente los vinculados a la industria bélica, e incluye por primera vez a los oligarcas entre sus objetivos. “Va a tener un impacto enorme en la economía rusa y en la élite rusa”, ha asegurado en la madrugada de este viernes la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó las sanciones horas después de que se hiciera pública la decisión al otro lado del Atlántico. Biden había recibido muchas preguntas el día anterior sobre por qué la hornada de medidas anunciadas no incluían penalización alguna para la persona que había emprendido la agresión, el propio Putin.

“La decisión se ha tomado en las últimas 24 horas en coordinación con nuestros socios europeos”, ha señalado Psaki. Esta nueva acción, consideró, “envía un claro mensaje de oposición”a la invasión. En cuanto a otra medida drástica que no ha entrado en vigor, la expulsión de Rusia del sistema internacional de pago SWIFT, Psaki recalcó que sigue sobre la mesa./Erbol.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS