Fundado el 21 de Diciembre de 2016

viernes, 31 / marzo / 2023

EEUU: una invasión rusa a Ucrania podría desplazar a 5 millones de personas en Europa

Una invasión rusa a Ucrania podría generar una “nueva crisis de refugiados” con hasta cinco millones de personas desplazadas, advirtió este miércoles la embajadora estadounidense ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

“Si Rusia continúa por este camino, podría -según nuestros estimados- crear una nueva crisis de refugiados, una de las mayores en el mundo actualmente”, dijo la embajadora Linda Thomas-Greenfield.

En el mismo sentido se había expresado más temprano la organización Amnistía Internacional, que instó a Rusia a respetar el derecho humanitario internacional y los derechos humanos tras su decisión de reconocer a las regiones separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania, y de enviar tropas a estas zonas.

“Luego de varias de semanas de negociaciones sin éxito, la prioridad absoluta debe ser la protección de la población civil de Ucrania. De ningún modo deben escatimarse esfuerzos para reducir al mínimo el sufrimiento de la población civil y dar prioridad a la humanidad en esta crisis”, sostuvo Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, en un comunicado.

“Frente a las nuevas circunstancias, la posibilidad de un conflicto a gran escala es ahora una realidad desoladora por lo que todas las partes tienen la obligación legal de actuar de este modo”, recalcó Belski.

En efecto, los países de la Unión Europea (UE) vecinos de Ucrania se preparan para enfrentar el aflujo de centenares de miles o incluso de millones de refugiados en caso de que Rusia invada esa ex república soviética.

Polonia, que tiene una larga frontera con Ucrania y acoge a cerca de 1,5 millones de sus ciudadanos, expresó su apoyo al país vecino y su voluntad de ayudarlo.

“Polonia se está preparando para varios escenarios relacionados con la situación de tensión” entre Ucrania y Rusia, dijo el Ministerio del Interior a la agencia AFP.

“El Ministerio del Interior lleva tiempo tomando medidas para prepararse a una oleada de incluso un millón de personas”, dijo el mes pasado el viceministro del Interior polaco, Maciej Wasik.

El primer ministro, Mateusz Morawiecki, creó un grupo de trabajo para definir las necesidades logísticas, de transporte, médicas y educativas para acoger a refugiados ucranianos.

“Estamos preparados para recibir a los niños y jóvenes en las escuelas y a los estudiantes en las universidades polacas”, dijo el miércoles el ministro de Educación, Przemyslaw Czarnek.

La comisaria de Interior de la UE, Ylva Johansson, dijo a la AFP que la Comisión Europea está dispuesta a proporcionar a Polonia apoyo económico si fuera necesario, así como ayuda de la agencia europea de asilo, de Europol y la agencia de fronteras de la UE, Frontex.

Rumania y Eslovaquia

Eslovaquia, que comparte su frontera oriental con Ucrania, también tiene planes para enfrentar “una posible presión de los refugiados”, dijo el martes el ministro de Defensa, Jaroslav Nad.

El ministro del Interior, Roman Mikulec, reveló que había cuatro campos de refugiados que podrían acoger a los solicitantes de asilo ucranianos.

“Si la situación lo requiere, también podemos utilizar las instalaciones de alojamiento existentes en el Ministerio del Interior y otros ministerios”, afirmó.

Rumania, uno de los países más pobres de Europa, no cree que muchos ucranianos huyan hacia su territorio en caso de conflicto, pero está preparada para acoger a medio millón. “Esta es la cifra para la que estamos preparados”, dijo el martes el ministro de Defensa, Vasile Dancu.

El país podría crear centros de acogida, especialmente en las principales ciudades a lo largo de sus 650 kilómetros de frontera con Ucrania, según el ministro.

“Tiendas de campaña, camas, mantas, instalaciones de calefacción (…), todo se puede montar e instalar en menos de 12 horas”, según Alexandru Moldovan, prefecto de Suceava, en el norte.

“SITUACIÓN IMPREVISIBLE”

Hungría, cuyo primer ministro, Viktor Orban, es conocido por su línea dura contra la inmigración, también parece dispuesta a acoger a refugiados ucranianos.

“En caso de guerra, cientos de miles, incluso millones de refugiados llegarían desde Ucrania y rediseñarían fundamentalmente la situación política y económica de Hungría”, afirmó recientemente Orban.

“Estamos trabajando por la paz, pero por supuesto los organismos estatales designados han comenzado los preparativos”, agregó.

El Consejo Noruego para los Refugiados advirtió a principios de mes que si el conflicto se intensificaba y desplazaba a millones de personas, los grupos humanitarios tendrían dificultades para atender incluso parcialmente sus necesidades.

“Sería una locura lanzar una nueva guerra cataclísmica en el mundo”, dijo entonces su secretario general, Jan Egeland. /Afp

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS