Fundado el 21 de Diciembre de 2016

lunes, 16 / mayo / 2022

Esfuerzos diplomáticos estériles para evitar una guerra entre Rusia y Ucrania

Joe Biden, Vladimir Putin, Emmanuel Macron intercambiaron largas llamadas el sábado en un intento por desarticular la crisis entre Rusia y Ucrania. Pero estos esfuerzos han sido en vano. Moscú desplegó tropas en la frontera e inició maniobras militares en el Mar Negro y Bielorrusia, al tiempo que Washington aseguró que habrá consecuencias “rápidas y graves” para Rusia en caso de invasión.

El presidente francés Emmanuel Macron se entrevistó durante casi dos horas el sábado con su homólogo ruso, tratando de buscar la manera de desarticular la crisis.

Todos los esfuerzos diplomáticos por calmar los ánimos han sido en vano hasta ahora. Al contrario, el presidente ruso ha hecho caso omiso a los llamados a la calma y ha mantenido su amenaza contra su vecino Ucrania. Esto se ha concretizado con el despliegue de 100.000 soldados rusos cerca de la frontera y el inicio de maniobras militares en el Mar negro y en Bielorrusia, país aliado de Rusia.

Según el Elíseo, Macron explicó a Putin que “un diálogo sincero no es compatible con una escalada” militar en la frontera ucraniana. Esta discusión fue la segunda en menos de una semana entre los dos mandatarios, luego de que Macron viajara el lunes pasado a Moscú, para una entrevista en persona con Putin que duro más de cinco horas.

De su lado, Washington, aliado de Kiev, insistió el viernes en el riesgo de una invasión «inminente» de Ucrania por parte de Rusia, ordenó la salida de la mayor parte del personal de la embajada en Kiev. La ofensiva rusa podría «comenzar en cualquier momento y sin previo aviso», explicaron.

Una invasión de este tipo tendría consecuencias «rápidas y graves» para Rusia, advirtió Joe Biden el sábado en una reunión con su homólogo ruso.

A su vez, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, advirtió el sábado, tras su reunión con su par ruso, Serguéi Lavrov, que Moscú busca una «provocación» como pretexto para iniciar la guerra.

«Nadie debería sorprenderse si Rusia desencadena una provocación o un incidente que luego utiliza para justificar una acción militar que había planeado todo el tiempo», advirtió Blinken.

Desde los primeros movimientos de tropas cerca de Ucrania en noviembre, Moscú ha negado que tenga intención de invadir el país vecino, pero ha pedido el fin de la expansión de la OTAN y del apoyo occidental a la ex república soviética, que considera parte de su esfera de influencia.

El sábado, miles de ucranianos llenaron las calles de Kiev para mostrar la unidad del pueblo de Ucrania y manifestarse contra una posible intervención rusa en su país.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS