Fundado el 21 de Diciembre de 2016

miércoles, 18 / mayo / 2022

Después de París, los convoyes antivacunas se dirigen a Bruselas

Una parte de los vehículos de la marcha antivacunas dejó la región parisina el domingo en dirección a Bruselas, donde quieren manifestarse el lunes, mientras la capital francesa seguía bajo un fuerte despliegue policial.

Los autodenominados «convoyes de la libertad», inspirados en la movilización que tiene paralizada Ottawa, la capital de Canadá, reúnen a opositores al pase de vacuna anticovid pero también contra el presidente Emmanuel Macron, y algunos retoman las reivindicaciones de los «chalecos amarillos» sobre el coste de la vida.

Unos 200 vehículos se encontraban estacionados en Villepinte, en el norte de París, domingo antes de retomar la carretera en dirección a Bruselas, según una fuente policial, que estimó que la situación era tranquila en el lugar.

Los convoyes se dirigirán hacia el aeropuerto de Lille (norte) para llegar a la capital belga el lunes.

Las autoridades belgas han prohibido cualquier manifestación en Bruselas «con vehículos motorizados» y anunciaron que tomaron medidas «para impedir el bloqueo» de la ciudad y sus afueras.

Venidos de toda Francia, automóviles, caravanas y camionetas confluyeron hacia París este fin de semana. Pero, aunque la policía dijo haber contabilizado el viernes 3.000 vehículos y 5.000 manifestantes en los alrededores de la capital, no todos los convoyes entraron en la ciudad.

De la misma manera, no todos los participantes tenían la intención de seguir la marcha hacia Bruselas, según una fuente policial.

Según la policía, cerca de 450 motorhome pasaron la noche del sábado al domingo en varias zonas de la región parisina.

– Mantener el dispositivo –

La prefectura de policía de París tuiteó que mantenía «el dispositivo este domingo» para evitar los bloqueos a las puertas de la capital, con el refuerzo de controles durante todo el día. Unos 7.500 efectivos de las fuerzas del orden están movilizados desde el viernes y hasta el lunes.

En la tarde del sábado, más de un centenar de vehículos consiguieron llegar a los Campos Elíseos pero fueron repelidos con gases lacrimógenos.

Los manifestantes no lograron bloquear la capital francesa pero las fuerzas de seguridad detuvieron a 97 personas y multaron a 513, según un balance oficial. Intervinieron sobre todo el sábado por la noche en el barrio de los Campos Elíseos y en el bosque de Boulogne (en el oeste de París) para dispersar a los últimos participantes, indicó la prefectura de policía.

Entre los detenidos el sábado figura Jérôme Rodrigues, uno de los rostros conocidos de los «chalecos amarillos», el movimiento desencadenado por el alza de los precios de los combustibles que sacudió a Francia entre 2018 y 2019.

Rodrigues fue arrestado cerca del Palacio del Elíseo por «organización de manifestación prohibida y participación en un grupo formado con miras a cometer actos violentos», según la fiscalía.

En paralelo, el prefecto policial de París pidió el domingo una investigación administrativa interna tras la difusión en las redes sociales de un video en el que se veía a un policía apuntar el sábado su arma contra un automovilista, en la plaza del Arco de Triunfo.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS