Fundado el 21 de Diciembre de 2016

martes, 24 / mayo / 2022

Trasplantaron por primera vez dos riñones de un cerdo modificado genéticamente a una persona

Cirujanos de la Universidad de Alabama en Birmingham informaron el jueves que por primera vez trasplantaron con éxito riñones de un cerdo modificado genéticamente al abdomen de un hombre de 57 años con muerte cerebral.

El anuncio fue el último de una serie de hazañas notables en el trasplante de órganos. A principios de este mes, los cirujanos de la Universidad de Maryland trasplantaron un corazón de un cerdo modificado genéticamente a un paciente de 57 años con insuficiencia cardíaca. Ese paciente sigue vivo y bajo observación.

En septiembre, los cirujanos de NYU Langone Health adhirieron un riñón de un cerdo modificado genéticamente a un individuo con muerte cerebral que se mantenía conectado a un ventilador. Aunque permaneció fuera del cuerpo, el riñón funcionó normalmente, produciendo orina y creatinina, un producto de desecho.

La cirugía de la Universidad de Alabama en Birmingham se informó en The American Journal of Transplantation,la primera vez que se describe un trasplante de órganos de cerdo a humano en una revista médica revisada por pares.

Según el equipo quirúrgico,los riñones de cerdo comenzaron a funcionar y a producir orina después de unos 23 minutos y continuaron haciéndolo durante tres días, aunque un riñón produjo más orina que el otro.

Se extirparon los propios riñones de los pacientes y no hubo signos que indicaran rechazo de los órganos de cerdo.

La doctora Jayme Locke, la cirujana principal, dijo que el procedimiento había seguido de cerca todos los pasos de una operación regular de trasplante de persona a persona y que se habían abordado cuestiones críticas de seguridad, sentando las bases para un pequeño ensayo clínico con pacientes vivos. que esperaba comenzar a finales de año.

Muchas de las operaciones anteriores han sido experimentos únicos, que no forman parte de ensayos en curso.

“Nuestro objetivo no es tener una excepción, sino avanzar en el campo para ayudar a nuestros pacientes”, dijo la doctora Locke, directora del Programa de Trasplante de Riñón Incompatible de la UAB a The New York Times. “Qué día tan maravilloso será cuando pueda entrar a la clínica y saber que tengo un riñón para todos los que esperan verme”.

Alabama tiene una de las tasas más altas de enfermedad renal crónica en Estados Unidos: 2348 casos por millón de habitantes. A menudo como resultado de la diabetes o la presión arterial alta, la enfermedad renal es más común en los adultos mayores, pero afecta de manera desproporcionada a las personas de color, las mujeres y las personas con menos educación y menores ingresos.

En Alabama, las tasas de enfermedad renal son inusualmente altas en adultos de 45 a 64 años. Los pacientes renales que no reciben trasplantes de un donante compatible deben someterse a tratamientos de diálisis unas tres veces por semana, durante varias horas cada vez.

“La insuficiencia renal es refractaria, grave e impactante, y creemos que necesita una solución radical”, dijo la doctora Locke.Ella espera poder ofrecer trasplantes de riñón de cerdo a sus pacientes dentro de cinco años, siempre y cuando “alcancemos todos los hitos y no haya contratiempos”.

En el artículo, ella y los otros autores agradecieron a la familia del individuo con muerte cerebral, James Parsons, por dar su consentimiento para la investigación y dijeron que nombrarían este tipo de estudio en honor al señor Parsons, un donante de órganos registrado de Huntsville que sostuvo su lesión durante una carrera de motos en septiembre.

Los familiares describieron al señor Parsons como una persona sociable a la que le encantaba ayudar a la gente siempre que podía. La familia accedió a la investigación de inmediato.

“Él estaría encantado de que tantas personas se beneficien”, dijo la hermana de Parsons, Amy Parsons Vaughn, en una entrevista.“Muchas personas necesitan un riñón”.

Más de medio millón de estadounidenses tienen enfermedad renal en etapa terminal y dependen de la diálisis. Un trasplante es el mejor tratamiento para la insuficiencia renal, pero la gran escasez de órganos de donantes deja esa opción fuera del alcance de la gran mayoría de los pacientes.

Con este nuevo avance y los posteriores estudios para perfeccionar el procedimiento, la ciencia está dando un paso importante para reducir una importante causa de mortalidad no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS