Alcaldía de La Paz atendió 50 emergencias por lluvias; el más relevante fue el rebalse de río Huayllani

Entre el 24 y madrugada del 25 de diciembre, obreros y personal técnico de la Alcaldía de La Paz atendieron al menos 50 emergencias por las recientes lluvias, como limpieza de sumideros, de material de talud y el más relevante de los casos fue el rebalse del río Huayllani en la zona Sur que provocó dos sifonamientos de vía de menor grado, informó la agencia oficial de noticias municipales.

«La noche de ayer (viernes) atendimos en río Huayllani donde se registró lluvia con intensidad de moderada a fuerte, una lluvia intensa ha generado estas olas pulsantes del río», informó el director de Prevención de Riesgos de la Alcaldía de La Paz, Juan Pablo De La Fuente.

La alerta en el río Huayllani se reportó a las 23:30 y de inmediato se llevó maquinaria pesada para la limpieza del material que obstruyó el tramo que está aguas arriba del puente, dijo el funcionario municipal. Agregó que hasta las seis de la mañana levantaron cuatro metros cúbicos de piedras y lodo que fueron dispersados por la fuerza de las olas pulsantes.

De La Fuente aseguró que el evento natural fue mitigado por la limpieza anterior que hicieron en el sector de la plazoleta del río Huayllani, donde confluye el caudal del Achumani.

Para esta jornada se cuenta con brigadas de obreros para el monitoreo de los ríos del Sur y también reparan dos sifonamientos de menor grado, que fueron provocados por el desgaste de la infraestructura del canal de río. De La Fuente aseguró que las dos averías están demarcadas con señalización para evitar el tráfico vehicular.

El director de riesgos naturales explicó que en el río Huayllani se forman olas pulsantes porque el piso del canal no cuenta con solera de piedra cortada u otro tipo de material que aplaque el golpe de caudal. Adelantó que la comuna paceña gestiona 87 millones de bolivianos para reparar varios canales y bóvedas de afluentes.

Otro caso atendido la noche de este viernes fue el río Jake Jake, en la zona Wilakota, en el macrodistrito Sur, donde hay maquinaria pesada para controlar posible desborde, además que la demanda social fue resuelta, dijo el director de Prevención de Riesgos.

El resto de las emergencias se debió a limpieza de sumideros, cunetas y material caído de talud. De La Fuente instó a la población a no echar escombros ni materiales, más aún cuando el municipio fue declarado en Alerta Naranja por la época de lluvias, que se adelantó y presenta precipitaciones pluviales más intensas que en años anteriores./ERBOL