Fundado el 21 de Diciembre de 2016

jueves, 20 / enero / 2022

Abogados defensores de Añez y excomandantes tildan de ‘aberración’ y ‘avezada’ a la acusación de la Fiscalía por caso ‘golpe II’

La Fiscalía presentó este lunes la acusación formal para ir a juicio contra Jeanine Añez y exjefes de la Policía y Fuerzas Armadas, acusados en el caso denominado “golpe de Estado II”, en el cual se investigan presuntas irregularidades en la sucesión presidencial de 2019.

En el caso de Añez, la acusación sostiene que ejecutó una “ilegal sucesión a la presidencia del Estado”, con la cooperación de los comandantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía. 

Los delitos imputados son incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes.

Además de Añez, están acusados el excomandante de las FFAA, Williams Kaliman, además de los integrantes de su Comando, Flavio Arce San Martín, Jorge Terceros, Gonzalo Jarjury, Pastor Mendieta, Jorge Fernández, además de Carlos Orellana, quien fue comandante después de Kalimán. También está acusado el excomandante de la Policía, Yuri Calderón.

Para sostener la acusación, la Fiscalía señala que los excomandantes dispusieron seguridad y traslado para Añez desde su llegada a La Paz el 11 de noviembre de 2019, para su asunción que fue el día siguiente.

Según la acusación, los excomandantes coordinaron el traslado de Añez ese 11 de noviembre hasta el Colegio Militar, luego al Hotel Casa Grande y la Asamblea Legislativa, donde dio una conferencia de prensa.

Indica que incluso Añez tenía personal de seguridad como si fuese mandataria, antes de la asunción, y tenía escoltas de la Academia Nacional de Policías y pernoctó en el domicilio de una oficial.

Según la Fiscalía, Añez fue trasladada de nuevo el 12 de noviembre de 2019 a la Asamblea, donde asumió la presidencia en una “actitud desleal, ilegal y fuera de toda norma”.

Afirma que, antes de tomar una determinación, se debieron tratar las renuncias de autoridades en el Legislativo, pero Añez el 12 de noviembre asumió primero la presidencia del Senado, sin que se haya formalizado la renuncia de Adriana Salvatierra, y luego se proclamó presidenta del Estado, sin que las renuncias de Evo Morales y Álvaro García hayan sido aceptadas por la Asamblea.

La acusación concluye que Añez “ejecutó una sucesión presidencial a su favor sin estar legítimamente llamada a suceder”.       

Para el Ministerio Público, Añez no habría logrado su cometido sin la cooperación de los excomandantes.

Señala también que las mismas facilidades brindadas a Añez, para su traslado, no fueron provistas de forma equitativa a los demás asambleístas.

“Inclusive funcionarios policiales y militares impidieron en ingreso a la Asamblea Legislativa Plurinacional a Asambleístas del oficialismo, porque conocían perfectamente que si estos sesionaban hubiesen exigido el estricto cumplimiento de la Constitución Política del Estado y el Reglamento de la Cámara de Senadores, extremo que hubiese impedido que JEANINE AÑEZ CHAVEZ asuma la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia y ejecute una ilegal sucesión a la presidencia del Estado”, sostiene la acusación.

Añez fue detenida en marzo de este año acusada del caso «golpe I» por los delitos de terrorismo, sedición y conspiración. Posteriormente, fue imputada por el caso «golpe II». En ambos casos tiene detención preventiva.

De los excomandantes, Kaliman, Orellana, Calderón y Fernández no tienen paradero conocido, mientras que Terceros, Jarjury, Mendieta y Flavio Arce están encarcelados preventivamente.

La semana pasada el viceministro de Justicia, César Siles, ya había anticipado que se presentaría una acusación en el caso «golpe II». Esto después de anunciar, en el marco del Comité contra la Tortura de la ONU, que el proceso contra Añez por sedición y terrorismo (caso golpe I) estaba paralizado, debido a las observaciones a los tipos penales. /Erbol

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS