Fundado el 21 de Diciembre de 2016

viernes, 21 / enero / 2022

Tras la decisión de la UE y EEUU, y pese al pedido de la OMS, más países suman restricciones por la cepa Omicrón

La Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó el viernes que la nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica, que ha bautizado con la letra griega Omicrón, es “de riesgo” y posiblemente más contagiosa, en una jornada en que numerosos países, entre ellos Estados Unidos y la Unión Europea, suspendieron los viajes con África austral.

“La variante se ha detectado a un ritmo más rápido que en anteriores surgimientos en el número de infecciones, lo que podría indicar que tiene ventaja a la hora de propagarse”, subrayaron los expertos de la OMS en un comunicado.

Aunque no indicaron por ahora si la nueva variante es más o menos resistente a las vacunas contra el COVID, sí señalaron que los test de diagnóstico de la enfermedad con PCR parecen seguir valiendo.

Científicos y autoridades sanitarias de Sudáfrica informaron el jueves de la detección de una nueva variante del coronavirus, identificada como B.1.1.529, y aunque se han confirmado pocos casos en otros puntos fuera de África, la preocupación por su transmisibilidad y por su potencial capacidad de evadir la inmunidad desataron el temor.

El grupo asesor de laOMS no emitió, sin embargo, nuevas recomendaciones sobre limitación a los viajes u otras medidas sanitarias preventivas, pero sí pidió a la comunidad científica internacional que continúe los trabajos de seguimiento de ésta y nuevas variantes.

Además, el ministro de Salud de Sudáfrica, Joe Phaahla, recalcó que ve “injustificada”, “contraproducente” y “draconiana” la reacción aplicada al sur de África en forma de restricciones tras la detección de la nueva variante, dada la escasa información científica aún disponible.

En una rueda de prensa virtual, Phaahla afirmó que, aunqueel miedo y la preocupación son “esperables” en esta clase de situaciones, “parte de la reacción es injustificada “.

Con todo, el miedo a esta nueva variante de coronavirus provocó el viernes unasuspensión en cascada de viajes y restricciones respecto a algunos Estados africanos del sur.

Es que las medidas han renovado el debate sobre si las prohibiciones de vuelos y otras restricciones de viaje funcionan para evitar la propagación de nuevas variantes. Algunos dicen que, en el mejor de los casos, las restricciones pueden ganar tiempo para que se implementen nuevas medidas sanitarias. En el peor de los casos, hacen poco para detener la propagación y dar una falsa sensación de seguridad.

¿Pueden las restricciones de vuelos impedir la llegada de la variante Omicrón?

Las restricciones podrían ayudar a ganar tiempo para acelerar la vacunación e introducir otras medidas, como la obligatoriedad del barbijo y del distanciamiento social, pero es muy poco probable que eviten la entrada de nuevas variantes, dijo Mark Woolhouse, profesor de enfermedades infecciosas en la Universidad de Edimburgo.

“Las restricciones de viaje pueden retrasar pero no prevenir la propagación de una variante altamente transmisible”, dijo.

Amesh Adalja, doctor especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad Johns Hopkins, opinó que las restricciones a los viajes solo le dan al público una falsa sensación de seguridad y deberían dejar de ser la reacción instintiva de los funcionarios públicos. Adalja señaló que la imposición de restricciones hace que parezca que los políticos “están haciendo algo” pero no tiene sentido en un contexto de test rápidas y vacunas.

Mientras tanto, el epidemiólogo en jefe de Suecia,Anders Tegnell, dijo a una agencia de noticias local queno cree que una prohibición de viajar tenga un efecto importante, salvo para los países con vuelos directos a las áreas afectadas. “Es básicamente imposible hacer un seguimiento de todos los flujos de viajes”, dijo Tegnell al periódico Expressen.

Por el contrario, Jeffrey Barrett, director de COVID-19 Genetics en el Wellcome Sanger Institute, dijo que la detección temprana de la nueva variante podría significar que las restricciones tomadas ahora pueden tener un impacto mayor que cuando surgió la variante delta.

“La vigilancia es tan buena en Sudáfrica y otros países cercanos que encontraron esta (nueva variante), entendieron que era un problema y se lo dijeron al mundo muy rápido”, dijo. “Es posible que estemos en un punto anterior con esta nueva variante, por lo que es posible que aún haya tiempo para hacer algo al respecto”.

Suspensión de vuelos al sur de África en cadena

Los países de la Unión Europea(UE) acordaron suspender los vuelos a siete países del sur de África – Lesotho, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia y Eswatini- y que los residentes europeos que provengan de ellos, y que sí tienen derecho a entrar en la UE, se sometan a test y un periodo de cuarentena, según informó la presidencia eslovena de la UE.

El Gobierno de Estados Unidos, anunció que a partir del próximo lunes pondrá restricciones a los viajeros procedentes de Sudáfrica y otros siete países del Sur: Botswana, Zimbabwe, Namibia, Lesotho, Eswatini, Mozambique y Malawi.

Rusia, por su parte,dijo que restringirá la entrada al país de extranjeros que lleguen desde Hong Kong y algunos países del sur de África a partir de este domingo debido a la aparición de la variante Omicrón. La medida afectará a los ciudadanos de Sudáfrica, Botsuana, Lesoto, Namibia, Zimbabue, Mozambique, Madagascar, Esuatini (antigua Suazilandia), Tanzania y Hong Kong.

Canadá anunció este viernes que prohibirá la entrada en el país de todas aquellos extranjeros que en los últimos 14 días hayan viajado por siete países del sur de África ante la aparición de una nueva variante. El ministro de Sanidad canadiense, Jean-Yves Duclos, también dijo que todos los canadienses que hayan viajado por el sur de África necesitarán una prueba negativa antes poder embarcar con destino a Canadá.

Israel vetó la entrada de viajeros de siete países del África austral -Sudáfrica, Lesotho, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia y Eswatini- al incluirlos en la “lista roja”, a la que pocas horas después han entrado casi todos los países del continente africano menos Marruecos, Argelia, Libia, Túnez y Egipto.

Esto significa que ningún extranjero podrá entrar a Israel procedente de estos países y los israelíes deberán cumplir una “estricta” cuarentena en un hotel de 14 días. Además todos los nacionales que hayan llegado a Israel desde alguno de esos países en la última semana también serán aislados de inmediato.

Marruecos decidió prohibir la entrada en su territorio a todos los viajeros procedentes de Sudáfrica y de otros países de África meridional por la preocupación ante la aparición de la nueva variante de covid, prohibiendo viajes desde y hacia Sudáfrica, Botsuana, Namibia, Lesoto, Esuatini, Mozambique y Zimbabue, así como los pasajeros que transitan por estos países.

Los ciudadanos procedentes de los países del sur de África sólo podrán entrar en Grecia si están vacunados, demuestran que se trata de un viaje “esencial”, presentan un documento de las autoridades consulares que lo justifique y guardan una cuarentena, según anunció el ministerio de Sanidad heleno.

Entre los países árabes que tomaron medidas similares respecto de África astral figuran Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Jordania.

En América Latina, las autoridades argentinas anunciaron que postergarán la reanudación de los vuelos al sur de África, mientras que en Brasil pese a las recomendaciones, el presidente Jair Bolsonaro descartó el cierre de aeropuertos.

Suiza se sumó hoy a otros países de Europa y Asia y suspendió todos los vuelos directos con el África austral. Francia, Italia, Reino Unido, Alemania, Holanda, Singapur, Austria ya habían suspendido los viajes desde el sur de África antes de la resolución conjunta de la UE.

“Estas medidas buscan proteger ante la llegada de este virus”, dijo el ministro de Sanidad francés, Olivier Véran, quien apuntó que es una nueva variante que se propaga con rapidez pero que de momento hay pocos casos.

“La Comisión Europea propondrá, en coordinación estrecha con los estados miembros, activar el freno de emergencia para detener el tráfico aéreo desde la región del sur de África por la variante de preocupación B.1.1.529″, anunció en su Twitter la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen. /Afp

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS