BENI ES UNA ENTELEQUIA CULTURAL REALIZADA

por: Raúl Pino-Ichazo Terrazas

El Beni es un departamento de Bolivia excepcional, de llanura bucólica con lluvias y nieve derretida durante casi toda la mitad del año que proceden de las montañas del sur y del oeste, cubren como una alfombra de agua móvil e  irregular muy imprevisible en su dimensión y termina por afluir a los ríos del norte del departamento pertenecientes a la cuenca del Amazonas. Por la elevada temperatura durante el resto del  año se evapora el agua y  emerge un profundo verdor de la vasta llanura  asemejándose a un desierto vegetal que permanece a menudo inundada y que es y será siempre una atracción para  los investigadores.

Hasta no hace mucho tiempo atrás se ha afirmado que lo indígenas que estuvieron en estas tierras desde antes de los que se afirma o piensa, a juicio  de los investigadores; su presencia fue  numéricamente muy superior a lo que rutinariamente se cree. Esa presencia humana logra imponer su voluntad sobre el paisaje que en 1942 Cristóbal Colon desembarco en un hemisferio absolutamente marcado por el peso de la humanidad que lo había  habitado.

El Beni es un caso paradigma de antigua cultura; los indígenas que vivieron antes de la llegada de Colon construían caminos, puentes, canales, diques y terrenos elevados para el cultivo. Esta actividad no se reducía a una porción de nativos sino que era el esfuerzo de cientos de miles de personas. Muchos investigadores y antropólogos creían que las tierras del Beni carecían de historia propiamente dicha y tuvieron que transcurrir muchas decenas de años para rectificar este dislate.

Los sorionos hablan una lengua perteneciente al grupo tupi-guaraní, familia lingüística más importante de  Sudamérica, que hacen pensar con fundamento que llegaron del norte varios siglos atrás antes que los misioneros españoles. Estos grupos de habla tupi-guaraní, entre ellos los sirionos atacaron al imperio inca en  los comienzos del siglo XVI.  Aun no se sabe certeramente la causa del desplazamiento de los sirionos, aunque  el motivo básico podría ser simplemente que el Beni estaba entonces  escasamente poblado.

Estos orígenes de los habitantes que prepararon el terreno con puentes, canales, caminos y campos elevados para el cultivo, datan o se remontan a más de tres mil años, siendo una sociedad prehistórica que creo uno de los entornos naturales más amplios, extraños y de ubérrima ecología que jamás de han dado en el planeta y, ahora recién, los estudiosos y antropólogos, científicamente, diseñada por seres humanos, consideran el paisaje del Beni  como una de las mayores obras de arte de la humanidad, obra de arte que hasta ahora era completamente desconocida.

El núcleo poblacional más cercano al Beni era el entorno del lago Titicaca, una masa de agua de más de ocho mil kilómetros cuadrados, y también se afirmaba que en esa tierra desolada, gélida era definitivamente el último lugar en se podría dar por hecho que se hubiera desarrollado una cultura. Lo cierto es que ese imponente lago y sus alrededores son templados y la tierra circundante es la menos expuesta a las heladas de las zonas altas; así comenzó uno de los asentamientos que floreció después del año ochocientos con el drenaje de los bofedales que flanqueaban los ríos. Mil años después las poblaciones habían crecido hasta la cúspide de  ser sede de un extenso sistema de gobierno, una ciudad-estado llamada Tiahuanaco que alrededor del año mil la ciudad tenía una población de ciento veinte mil habitantes, junto con un cuarto de millón de los campos circundantes. Estas cifras envidiaría Paris, por ejemplo, que tardaría todavía cinco siglos en alcanzar.

Con todo lo expresado en una forma razonable de resumir, lo sucedido en el Beni es que, por fin, ha comenzado a colmarse una de las mayores lagunas de la historia antes  de 1.492, estableciendo, según los avances de los conocimientos actuales, que se trataba de un lugar próspero rico en historia, de asombrosa diversidad, con cumulo de lenguas cultura notable, comercio nutrido, es decir , una región donde centenas de miles de personas amaban y odiaban como cualquier lugar en el mundo y buena parte de  ese mundo se evaporo después de Colon, exterminado por las enfermedades traídas de Europa y por el sometimiento a los colonizadores.

* Abogado Corporativo, posgrados en  Interculturalidad y Educación Superior, Arbitraje y Conciliación, Alta Gerencia para abogados, Derecho Aeronáutico, Docencia en Educación Superior, doctor honoris causa en Humanidades,  profesor de posgrado ex-presidente de la Sociedad de Escritores de Bolivia

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS