El autor del fallido atentado terrorista en un hospital de Liverpool llevaba al menos siete meses planificando el ataque

El hombre que falleció en el ataque con bomba frente a un hospital de Liverpool el domingo pasado había comenzado a planificar la acción, por lo menos, desde abril, informó la policía local este miércoles.

Emad Al Swealmeen, un iraquí convertido al cristianismo, alquiló una vivienda en la ciudad en abril y había hecho “importantes compras” para confeccionar su bomba desde ese momento, dijo Russ Jackson, jefe de la unidad antiterrorismo de la policía en el noroeste de Inglaterra.

“Está apareciendo un panorama complejo sobre las compras de componentes para el artefacto. Sabemos que Al Swealmeen alquilaba una propiedad desde abril de este año y creemos que estaba haciendo compras relevantes al menos desde ese momento”, indicó Jackson.

El supuesto autor del ataque, nacido en Irak, perdió la vida después de que supuestamente activase un artefacto que él mismo transportabaEl taxista, que lo había recogido unos minutos antes, resultó herido tras abandonar precipitadamente el vehículo, que terminó en llamas.

Jackson ha confirmado que las pesquisas de los últimos días han llevado hasta abril, cuando se iniciaron compras que ya estarían vinculadas al ataque. Las autoridades no han desvelado hipótesis sobre la motivación de Al Swealmeen, que había solicitado sin éxito asilo.

El sospechoso, de 32 años, tuvo episodios de problemas mentales que, según Jackson, “forman parte de la investigación”.

“Seguimos haciendo un llamamiento a las personas que le conocían, especialmente a las que se relacionaron con él este año, mientras intentamos reconstruir los acontecimientos que condujeron a este incidente y los motivos del mismo”, dijo Jackson.

Por otra parte, las fuerzas de seguridad ya han retirado el taxi incendiado del lugar de los hechos y tienen previsto proseguir este miércoles las investigaciones en el interior del Hospital de Mujeres, informó la radiotelevisión pública BBC.

Tras este ataque, el Gobierno británico elevó el lunes el nivel de alerta terrorista en el Reino Unido de “sustancial” a “grave”, lo que implica que la posibilidad de que se produzca un atentado es “altamente probable”. /Afp – Europa Press

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS