Seis sectores buscan que el paro sea un ‘éxito’ y cívicos evalúan su participación

Seis sectores buscan que el paro indefinido convocado a partir del 8 de noviembre sea contundente. Gremiales, algunos sindicatos de transportistas, médicos, el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), juntas de vecinos y plataformas se sumarán al paro contra de la Ley 1386 de Estrategia de Lucha Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento al Terrorismo. Los cívicos analizan si acatan la medida de presión. Mientras, los sectores afines al MAS anuncian marchas para contrarrestar las protestas contra la norma.

Los gremiales pidieron a los cívicos de Santa Cruz que se sumen al paro indefinido. Habrá una reunión mañana para definir si el comité se adhiere a la medida en contra de la Ley 1386 .

“Demandamos apoyo a los cívicos de todo el país para que se sumen al paro indefinido. Esta ley (1386) nos ataca a todos”, afirmó el ejecutivo de la Confederación Nacional de Gremiales de Bolivia, Francisco Figueroa.

Ayer se oficializó el pedido de respaldo al Comité Cívico pro Santa Cruz. Al respecto, el líder cívico cruceño, Rómulo Calvo, anunció que mañana se realizará una reunión de evaluación para decidir si se adhieren a la protesta.

“Nosotros, por responsabilidad institucional, estamos convocando el día miércoles (mañana) a un directorio ampliado en la que informaremos al pueblo boliviano, al pueblo cruceño si se respalda esta solicitud del sector gremial y otros sectores”, afirmó Calvo.

En la decisión del paro del 11 de octubre los gremiales no invitaron a los cívicos. Al contrario, tenían una posición para evitar que se sumen a la medida.

Ahora, los gremiales tomaron la decisión del paro junto a bloques del transporte, entre ellos los del transporte pesado y libre; juntas de vecinos y la dirigencia de los médicos de Santa Cruz.

Al respecto, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea, informó que apoyan la decisión del paro, pero dijo que habrá una reunión con los colegios regionales para decidir si son parte de la medida de presión.

Mientras, Manuel Morales, dirigente del Conade, adelantó que su sector decidió en una asamblea sumarse al paro indefinido e informó que el 4 de noviembre se realizará una reunión del denominado “bloque de unidad”, que reúne a cívicos, políticos de oposición y otros sectores.

“Debemos articular el paro indefinido con bloqueo de forma territorial. Es por eso que se convocó a una reunión del ‘bloque de unidad’ para unir fuerzas y sumarnos todos a este paro indefinido. Nuestra posición no es otra que lograr la abrogación de la Ley 1386”, dijo Morales.

Paro en El Alto

El representante de la Federación Andina de Choferes 1 de Mayo de la ciudad de El Alto, Víctor Tarqui, informó ayer que se sumará al paro indefinido anunciado por los gremiales. El dirigente dijo que su sector se encuentra en estado de emergencia y que hasta la fecha no tuvo respuesta del Gobierno sobre el pedido de abrogación de la Ley 1386.

“Nosotros exigimos al Gobierno que de una vez por todas abrogue esa ley (1386), porque las determinaciones que tomó el Gobierno fueron entre gallos y medianoche”, detalló Tarqui.

En Santa Cruz el bloque del transporte urbano no está de acuerdo con la medida y anunció que no acatará la convocatoria al paro. “Necesitamos reactivar nuestra economía. El transporte público, intermunicipal, interprovincial no va a acatar (el paro) aquí en Santa Cruz”, aseguró Bismar Daza, dirigente del transporte urbano del departamento de Santa Cruz.

Los sectores afines al MAS anunciaron marchas a partir del 6 de noviembre con el objetivo de contrarrestar la medida de presión convocada por los gremiales. Las organizaciones de San Julián, en Santa Cruz, anunciaron que saldrán a “desbloquear” los puntos que se encuentren obstaculizados durante los días del paro.

En La Paz, el ejecutivo de la dirigencia campesina, Ever Rojas, adelantó que se tomarán medidas para “defender” la gestión de Luis Arce y dijo que “no se permitirá” bloqueos en las vías del país.

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, cuestionó la convocatoria al paro indefinido y consideró que quienes llaman a la medida son “sectores acomodados” y aseguró que el grueso de la población a nivel nacional no acatará el paro porque busca la reactivación económica./El Deber

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS