La rebeldía de Luis Barranzuela, el ministro que se niega a renunciar tras escándalo por fiesta de Halloween en su casa

Luis Barranzuela se ha declarado en rebeldía y tras negar en todo sentido que en su casa no se realizó ninguna fiesta el pasado domingo 31 de octubre, pese a las imágenes y denuncias de sus propios vecinos, hoy estaría pasando sus últimas horas como ministro del Interior, debido a que la Premier Mirtha Vásquez calificó de ‘inaceptable’ la respuesta del titular de la cartera y definirá su permanencia en el sector con el presidente de la República.

“He recibido una respuesta del ministro del Interior sobre el evento realizado ayer en su casa, que considero inaceptable. Mañana, al retorno del Presidente de la República y de manera conjunta, tomaremos las decisiones que correspondan”, sostuvo Mirtha Vásquez en su cuenta de Twitter.

Previamente, la Premier envió un oficio a Barranzuela Vite exigiéndole explicaciones sobre esta escandalosa fiesta, a pesar que días antes se había anunciado que este tipo de eventos se encontraba prohibido con el fin de evitar la propagación del virus del COVID-19.

El documento Vásquez le pide al ministro del Interior que “en el más breve plazo, aclare los hechos puestos de conocimiento por diferentes medios de comunicación, según los cuales usted habría realizado un evento en su domicilio el día 31 de octubre del presente, con la consiguiente concentración de personas, aún cuando el Decreto Supremo 131-2021-PCM y demás normativas así lo prohíbe con el fin de evitar la propagación de la COVID-19″.

“De confirmarse estos hechos, implicarían que un ministro vulnera las normas emitidas por el propio Consejo de Ministros, lo cual es aún más grave considerando que el Ministerio del cual usted es titular tiene una responsabilidad clave en la tarea del Estado de garantizar el cumplimiento de las medidas contra la COVID-19″, recalca el documento.

RESPUESTA

Tras hacerse público el oficio, el titular del Interior usó sus redes sociales para negar nuevamente la fiesta en su vivienda y manifestar que “no realicé ningún evento ni promoví la concentración de personas en mi domicilio, por el contrario, soy respetuoso de las medidas vigentes conta la COVID-19″.

“La presencia de contadas personas en mi vivienda obedeció a una reunión de coordinación frente a los conflictos al interior de nuestro Perú, y de ninguna forma de carácter social o evento masivo”, agrega Barranzuela.

“Las personas que no pudieron concurrir estuvieron en contacto vía zoom como el Ministro de Energía y Minas, Eduardo González Toro, quien nos acompañó hasta las 18:00 horas. Nuestra prioridad sigue siendo velar por el orden público con respeto a los derechos humanos y la paz social en todo el país”.

Esta respuesta, lejos de calmar la ola de críticas en su contra, solo provocó que diversas bancadas del Congreso de la República y la opinión pública exigieran la renuncia inmediata de Barranzuela por considerar su presencia al frente del Ministerio del Interior como insostenible.

Eduardo Salhuana, vocero de Alianza Para el Progreso, sostuvo que lo de Barranzuela “es un pésimo mensaje y lo mejor sería una renuncia, una salida voluntaria”.

Edwin Martínez de Acción Popular sostuvo que “él está incentivando la inseguridad. En Antamina, hay problemas mineros donde la gente ha trancado vías y él se da el lujo de estar divirtiéndose”.

Otros voceros de diferentes bancada recalcaron que con este escándalo, Mirtha Vásquez no alcanzaría los votos y se le negaría la confianza a su gabinete

EL SILENCIO DE PEDRO CASTILLO

Tras hacerse público el escándalo de la fiesta del ministro del Interior, el presidente de la República Pedro Castillo no se ha pronunciado al respecto y solo se ha dedicado a pasar el día feriado con su familia en Chota, Cajamarca.

Este silencio también ha sido duramente criticado, pues muchos consideran que Castillo Terrones no pediría la renuncia de Barranzuela por ser cercano a Vladimir Cerrón.

LA FIESTA DE LUIS BARRANZUELA

El noticiero de Latina filtró imágenes del Ministro del Interior, Luis Barranzuela, en plena fiesta dentro de su vivienda en Surco, la misma que fue denunciada por los vecinos de su calle debido a que la bulla no los dejaba descansar.

A la casa de Barranzuela, ubicada en el cruce del jirón José Albujar con San Antonio en Surco, se hizo presente gran cantidad de invitados que llegaban a altas horas de la noche sin preocuparles el toque de queda.

Tras verse descubierto por las cámaras de televisión, decidió cerrar las puertas de su casa sin brindar declaraciones, pese a que la reportera le preguntó por esta reunión “clandestina”.

Por si fuera poco, en esta celebración también participó el congresista de Perú Libre, Guillermo Bermejo, quien alertado por las cámaras de Latina, decidió huir en la camioneta de su abogado Ronald Atencio, quien también era otro de los invitados especiales del ministro./Infobae

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS