¿Qué vacuna de refuerzo debo elegir?

Las autoridades sanitarias de EE. UU. autorizaron la combinación de vacunas en la dosis de refuerzo contra la covid, pero no han indicado cuál es la mejor opción.

Decidir qué vacuna de refuerzo ponerse puede parecerse mucho a uno de esos libros de “elige tu propia aventura”: tienes tres opciones, pero no tienes ni idea de cuál es la que da el mejor resultado.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) autorizó recientemente una estrategia de combinación de vacunas de refuerzo que ahora permite a los adultos que reúnen los requisitos elegir una dosis de refuerzo de cualquiera de las tres disponibles en el país para la COVID-19 —Pfizer-BioNTech, Moderna o Johnson & Johnson— incluso si es distinta de la que recibieron inicialmente.

Pero muchas personas no saben si deben cambiar de vacuna para la dosis de refuerzo o quedarse con la que conocen. Y si deciden combinarla, ¿cuál deben elegir?

Los funcionarios de salud pública se han negado a recomendar una vacuna en particular, lo que deja la decisión en manos de cada persona. Entonces, ¿qué deberías hacer? A continuación, un vistazo a los fundamentos científicos en los que se basan los refuerzos combinados y algunos consejos de los expertos para ayudarte a decidir.

¿Por qué los expertos aprueban que se combinen las dosis de refuerzo?

Una de las razones es la comodidad. Dado que el objetivo es vacunar al mayor número de personas posible y ayudar a las personas vulnerables a recibir las dosis de refuerzo rápidamente, los comités de expertos autorizaron la estrategia de combinar. Esto significa que si te vacunaste con Johnson & Johnson o Moderna, pero la farmacia local solo ofrece Pfizer, puedas obtener cualquier vacuna disponible sin demora.

Pero el comité también se atuvo a lo que dice la ciencia. Los primeros estudios han demostrado que la estrategia de combinar no solo es segura y eficaz, sino que la mezcla de vacunas también puede crear a veces una respuesta más amplia y potente que la de recibir varias dosis de una sola vacuna.

¿Por qué no se recomienda alguna vacuna de refuerzo en particular?

Los estudios científicos no mostraron una clara ganadora, pero sí demostraron que todas las vacunas de refuerzo ofrecían una fuerte respuesta de anticuerpos independientemente de la combinación.

“Parte de la belleza de la combinación de vacunas es que permite a las personas, independientemente de dónde se encuentren —en el campo o en la ciudad—, contar con una opción”, dijo Kirsten E. Lyke, médica y profesora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, que presentó los primeros resultados de un ensayo con vacunas de refuerzo al comité de vacunas de la FDA. “Todas son seguras, todas te van a dar un refuerzo y todas te van a proteger contra enfermar de gravedad y contra la muerte”.

Entonces, ¿qué mostraron los estudios?

Eso depende del conjunto de estudios que consideres. En junio, los Institutos Nacionales de Salud iniciaron su propio estudio en el que se analizaba lo que ocurre cuando las personas totalmente vacunadas con Pfizer, Moderna o Johnson & Johnson reciben un refuerzo de la misma vacuna o cambian a una nueva. El estudio analizó nueve combinaciones diferentes de vacunas y refuerzos, con 50 voluntarios en cada grupo.

Los primeros resultados analizaron los anticuerpos neutralizantes, que son los anticuerpos específicos que detienen el virus y protegen de la enfermedad. Todas las vacunas de refuerzo estimularon una respuesta de anticuerpos neutralizantes, pero hubo diferencias. Quienes recibieron la vacuna de Moderna en las dos primeras dosis y también Moderna como refuerzo tuvieron los niveles de anticuerpos más altos. El segundo lugar fue para las personas que recibieron dos dosis de Pfizer, seguidas de una de Moderna.

Pero es importante tener en cuenta que los pequeños grupos de estudio no se diseñaron para comparar cuál era la mejor vacuna, y que en los primeros estudios se utilizó una dosis completa (100 microgramos) de Moderna, y no la media dosis que se ha aprobado. Es posible que las diferencias en los sujetos del estudio hayan provocado la diferencia en los resultados. Y aunque la diferencia en los niveles de anticuerpos parece impresionante, probablemente no sea tan significativa en términos de protección en el mundo real.

Las mayores diferencias en los niveles de anticuerpos se observaron en quienes se pusieron la vacuna de Johnson & Johnson, que cuadruplicaron sus anticuerpos neutralizantes después del refuerzo con J&J, pero tuvieron un aumento de 76 veces después del refuerzo con Moderna y por un factor de 35 después del refuerzo con Pfizer.

¿Significa esto que si me puse la de Johnson & Johnson, debería cambiar a Moderna o Pfizer?

No necesariamente. Para los receptores de J&J, que inicialmente habrían recibido una sola dosis, hay otro estudio que hay que tener en cuenta. Este estudio incluyó a 30.000 personas y analizó la protección general contra el coronavirus y descubrió que una segunda dosis de J&J, al menos dos meses después de la primera, daba lugar a una protección del 94 por ciento contra los casos leves a graves de COVID-19.

Lo interesante de la vacuna de Johnson & Johnson es que parece desencadenar una parte diferente del sistema inmunitario, estimulando no solo los anticuerpos neutralizantes sino también los linfocitos T, lo que posiblemente dé lugar a una protección más duradera. El estudio de los Institutos Nacionales de la Salud examinará finalmente la respuesta de los linfocitos T tras las distintas combinaciones de vacunas de refuerzo, pero los datos aún no están disponibles.

Entonces, ¿cómo decido cuál elegir?

Todas las vacunas de refuerzo estimulan el sistema inmunitario, por lo que la respuesta sobre qué vacuna ponerte depende de tus prioridades y tu riesgo personal. Aquí tienes algunos ejemplos que te ayudarán a decidir.

Habla con tu médico: Dependiendo de tus circunstancias personales de salud —si tienes problemas de salud subyacentes, o eres propenso a los coágulos de sangre o a los problemas cardíacos, o has estado sometido a un tratamiento contra el cáncer— tu médico puede tener una opinión sobre cuál es la mejor vacuna para ti. Las diferentes vacunas, por ejemplo, tienen diferentes posibles efectos secundarios.

Conveniencia: Si solo quieres comodidad, elige la vacuna más fácil de conseguir. Mi suegra, de 80 años, que vive en Nuevo México, se puso originalmente la vacuna de Johnson & Johnson porque era la que había en el pequeño pueblo donde vive. Su plan es ponerse la que le ofrezca su proveedor local porque encontrar una vacuna diferente le tomaría un largo viaje. Mi consejo para ella fue que se ponga la vacuna que pueda en cuanto pueda. Probablemente será un refuerzo de J&J, que sé que le dará más protección que la que tiene ahora

Preocupación acerca de los riesgos: Las personas que están particularmente preocupadas por la COVID-19 pueden optar por basar sus decisiones sobre la vacuna de refuerzo en los estudios preliminares y elegir la de Moderna, debido a la investigación inicial que muestra que estimula un mayor nivel de anticuerpos neutralizantes.

Familiaridad: Algunas personas pueden tomar decisiones basadas en la experiencia que tuvieron con su primera vacuna. Ya saben que su cuerpo soportó las dosis iniciales sin complicaciones, por lo que pueden inclinarse a elegir la misma vacuna para la dosis de refuerzo.

Asaf Bitton, médico y director ejecutivo de Ariadne Labs en el Hospital Brigham y de Mujeres y en la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard, dijo que ha recibido varias preguntas de pacientes sobre qué vacuna ponerse. En el caso de los pacientes que se pusieron la de Johnson & Johnson, les aconseja combinarla con la de Moderna o la de Pfizer, basándose en los datos del estudio preliminar que muestran una mayor respuesta de los anticuerpos. Pero a los pacientes que se pusieron la de Moderna o Pfizer, que son vacunas de ARNm, les sugiere que sigan con lo que conocen si no han tenido ninguna complicación con las dos primeras dosis.

“Mi lado pragmático dice que si te pusiste la de Pfizer y te fue bien, es lógico ponerte un refuerzo con la misma”, dijo Bitton. “Ponerte a buscar esa farmacia que tiene Moderna en lugar de Pfizer, ¿vale la pena? Con los datos que tenemos, aún no estoy convencido de que sea así. A no ser que solo puedas conseguir un tipo concreto, yo diría que te quedes con lo que tienes en la familia del ARNm”.

¿Importa que el refuerzo de Moderna sea solo media dosis?

El estudio de los Institutos Nacionales de Salud sobre las inyecciones de refuerzo está analizando si existe una diferencia en la respuesta entre los que recibieron refuerzos de 100 microgramos de Moderna y los que recibieron una dosis de 50 microgramos. Los resultados no están disponibles aún, pero parece poco probable que haya mucha diferencia, si es que hay alguna, dicen los expertos.

¿Cuánto dura el refuerzo? ¿Necesitaré otro pronto?

Todavía no hay una respuesta a esta pregunta, pero lo sabremos en los próximos meses, cuando los científicos sigan estudiando grandes grupos de personas que se han vacunado y han recibido refuerzos.

¿Qué pasa si todavía no puedo recibir la vacuna de refuerzo?

Dependiendo de cómo se interpreten las directrices actuales para las dosis de refuerzo, aproximadamente el 85 por ciento de la población adulta de Estados Unidos puede ser ya elegible. Pero aunque son claras las pruebas de que las personas mayores o inmunodeprimidas pueden beneficiarse de las vacunas adicionales, las dosis originales de la vacuna siguen haciendo un buen trabajo al proteger de la versión grave de la enfermedad y de la hospitalización. Y es importante recordar que las vacunas de refuerzo por sí solas no acabarán con la pandemia.

“El asunto es hasta qué punto toda esta manía de los refuerzos afectará realmente a la pandemia”, dijo Paul A. Offit, médico y director del Centro de Educación sobre Vacunas del Hospital Infantil de Filadelfia. “Probablemente no mucho. Si te hospitalizan con este virus no es porque no hayas recibido una tercera dosis; es porque no has recibido ninguna dosis”. /The New York Times

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS