Gobierno: se agregaron 578 MW de potencia eléctrica al Sistema Interconectado Nacional

Desde noviembre de 2020 hasta septiembre de 2021, Bolivia implementó diversos proyectos de generación eléctrica mediante fuentes alternativas (ciclos combinados, energía solar y biomasa) que permitieron agregar un total de 578 megavatios (MW) de potencia al Sistema Interconectado Nacional (SIN), eso brindó mayor seguridad y confiabilidad al suministro de energía eléctrica para desplazar de a poco las fuentes fósiles.

“Hemos reactivado proyectos que fueron paralizados durante el golpe de Estado y gracias a ello es que hemos inyectado esta potencia en el sector eléctrico, potencia que se asemeja a la demanda total promedio del departamento de Santa Cruz y es con energías alternativas”, indicó el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, mediante un reporte de prensa.

Parte de estos proyectos, dijo, son los ciclos combinados en las termoeléctricas Entre Ríos, Cochabamba, que aporta 135 MW; Warnes, Santa Cruz, que genera 120 MW; y la del Sur, que agrega 250 MW al SIN.

“Estas plantas emplean simultáneamente turbinas que operan a gas y otras que utilizan vapor para generar electricidad, incrementando la eficiencia del proceso”, destacó.

Desde el sector azucarero privado, se pusieron en marcha las unidades generadoras de electricidad Aguaí (4 MW) y Unagro (18,7 MW) por biomasa, un proceso que consiste en la quema del bagazo de la caña, para que el vapor generado haga funcionar una turbina que produce electricidad.

Adicionalmente, la segunda fase de la Planta Solar Fotovoltaica de Oruro fue inaugurada en febrero de este año, aportando 50 MW de potencia.

“Bolivia tiene una visión clara para cuidar el medio ambiente. Por eso, seguiremos implementando más proyectos con energías renovables, para desplazar el uso de combustibles fósiles en la generación de electricidad, en el marco de nuestro compromiso con la Madre Tierra y con la comunidad internacional”, mencionó Molina.

El ministro indicó que para diciembre de este año la cobertura eléctrica llegará al 94,6% de los hogares del país. “Están las obras, estamos trabajando y esto demuestra reactivación, no sólo de los proyectos, sino de la economía de las familias bolivianas porque también generamos empleos”, manifestó.

El Gobierno nacional inauguró en septiembre pasado los parques eólicos de Warnes (14,4 MW) y de San Julián (39,6 MW) que inyectan 54 MW al SIN. El Estado erogó más de Bs 206 millones para la ejecución del proyecto en Warnes y Bs 489,4 millones para el proyecto en San Julián. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS