Comercio exterior boliviano por puerto de Ilo registra un crecimiento del 207% a septiembre

Tras las limitaciones surgidas por la pandemia y la crisis política en 2020, Bolivia recuperó e intensificó las exportaciones e importaciones por el puerto peruano de Ilo que, a septiembre de este año, se incrementó en un 207%, en comparación con similar periodo del año pasado, según datos de la estatal Administración de Servicios Portuarios (ASP-B).

“Por ese puerto peruano la ASP-B movilizó 63.594 toneladas de carga entre enero y septiembre de 2021, respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se despacharon 20.729 toneladas, es decir, un crecimiento de 207%”, precisa el reporte.

En abril de 2018, a partir de la política de diversificación portuaria impulsada desde el Estado, se comenzó a mover carga boliviana de importación por primera vez por Ilo, constituyéndose en una nueva opción para el tránsito de mercancías del país.

“Bolivia reactivó este año el comercio exterior por el puerto peruano de Ilo, con en el objetivo de reafirmar, como alternativa a sus exportaciones e importaciones, luego de la caída en 2020 por la pandemia del COVID-19 y la desatención del gobierno de facto de Jeanine Áñez”, afirmó el gerente ejecutivo de la ASP-B, Dante Justiniano.

A decir del ejecutivo de la estatal boliviana, esta gestión se decidió intensificar el movimiento de carga por diferentes puertos, generando acciones operativas, logísticas y comerciales que permiten cimentar de mejor manera la posibilidad de acceso a ultramar, a pesar de la condición mediterránea que tiene el país.

De acuerdo con los datos oficiales, continuó Justiniano, se proyecta superar hasta fin de año más del 250% de incremento del movimiento de carga boliviana por el puerto de Ilo lo que, en su criterio, fortalecerá el comercio exterior por ese astillero con la recepción, como despacho, de carga y una atención personalizada.

Con el objetivo de diversificar las actividades portuarias, la ASP-B, a través de su personal operativo en el puerto Ilo en Perú, logró romper un récord histórico en la media jornada del 7 de julio pasado con el movimiento de carga de 1.454 toneladas métricas concentradas en 52 camiones.

El gerente ejecutivo de ASP-B consideró que ese movimiento de carga de exportación e importación por ese puerto peruano es muestra de la reactivación del comercio exterior, lo que contribuye a la dinamización de la economía boliviana.

“La ASP-B reafirmó su objetivo de diversificar las actividades portuarias para fortalecer e integrar el comercio exterior y sostener atracaderos alternativos respecto a los tradicionales puertos chilenos de Arica e Iquique”, señala el boletín de prensa./ABI

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS