Luis Arce plantea cuatro propuestas para la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26)

El presidente Luis Arce Catacora planteó este jueves, en su intervención en la Asamblea General de la ONU, cuatro propuestas para lo que será la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26), que se desarrollará del 1 al 12 de noviembre de 2021 en Glasgow, Reino Unido.

“La creciente amenaza que plantean los riesgos no económicos para la estabilidad financiera y macroeconómica, como la crisis climática, ha puesto de manifiesto la necesidad de formular políticas que ayuden en la transición hacia un nuevo modelo económico”, dijo el mandatario boliviano.

En ese marco, señaló que se ha construido la visión boliviana para la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, bajo los siguientes aspectos “la única solución real para limitar el aumento de temperatura, más allá de 1.5 grados centígrados (°C), pasa por la distribución del presupuesto de carbono entre los países, con base en criterios de justicia climática y en función al principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas”.

Asimismo, dijo que los países del capitalismo central deben asumir la deuda climática y la compensación histórica con el resto de los países del mundo, mediante la cooperación financiera, transferencia de tecnología y desarrollo de capacidades, dando cumplimiento así a los acuerdos establecidos hasta la fecha.

“Es fundamental recuperar los conocimientos, prácticas y experiencias de las naciones y pueblos indígenas en la construcción de sociedades y ecosistemas con resiliencia al cambio climático”, indicó.

También señaló que es una necesidad urgente fortalecer y acelerar los esfuerzos de los países contra la crisis climática, en particular de los enfoques que no están basados en los mercados de carbono, esfuerzos que deben ser efectivos en la reducción de emisiones domésticas de gases de efecto invernadero.

“Estamos convencidos de la urgente necesidad de una reforma de la arquitectura mundial que alinee las políticas financieras, de inversión, de comercio, de desarrollo, medioambientales y sociales”, acotó Arce Catacora.
Asimismo, destacó la realización de la Cumbre sobre los sistemas alimentarios, ya que de ellos depende la salud y la vida misma de la humanidad.

“Debemos fortalecer y reconocer la importante contribución a la economía y preservación de la naturaleza que hacen los productores campesinos e indígenas”, dijo.

Ratifica que el sistema capitalista es una de las principales causas de la crisis climática mundial

el sistema capitalista es una de las principales causas de la crisis climática mundial, ya que el planeta aún sufre las graves consecuencias del consumismo y la depredación desmedida de los recursos naturales.

“Nuestro planeta, nuestra casa común, nuestra Madre Tierra aún sufre las graves consecuencias del consumismo y la depredación desmedida de los recursos naturales. Una vez más ratificamos que el sistema capitalista es una de las principales causas de la crisis climática”, resaltó el jefe de Estado.

Apuntó que, desde la cosmovisión de los pueblos indígenas, existe una interdependencia entre los seres humanos y la naturaleza; por lo que, como Estado boliviano, se impulsa un nuevo modelo de convivencia llamado el “Vivir Bien”.

El modelo, según la autoridad, promueve un cambio de horizonte de vida, dejando atrás la depredación, la competencia irracional, el consumismo desmedido y esa búsqueda insaciable de acumular ganancia a costa de la Madre Tierra y de la vida en el planeta.

“Ese horizonte civilizatorio de nuestros pueblos indígenas es válido para todos los pueblos del mundo, pues si hay algo que el capitalismo está poniendo en riesgo es a la humanidad y a la naturaleza”, aseveró Arce Catacora.

Apuntó que el transitar por el camino del Vivir Bien implica que las políticas públicas y formas de vida estén en armonía y equilibrio con la naturaleza, por lo que se debe recuperar la relación con la Madre Tierra ya que está en juego la supervivencia como especie.

Arce rechaza “el inhumano y criminal bloqueo comercial y financiero contra Cuba”

Luis Arce rechazó “el inhumano y criminal bloqueo comercial y financiero contra Cuba, que pone en riesgo la vida de más de 11 millones de ciudadanas y ciudadanos en plena pandemia”.

La autoridad, participó este jueves en el encuentro global donde se refirió a varios temas, entre ellos al cuestionamiento a las medidas unilaterales impuestas por países hegemónicos en contra del derecho a la vida, salud y alimentación de millones de personas.

“Rechazamos cualquier medida unilateral con objeto de impedir que nuestros países ejerzan su derecho a determinar libremente sus propios sistemas políticos, económicos y sociales. Una muestra clara de la aplicación de medidas unilaterales, es el inhumano y criminal bloqueo comercial y financiero contra Cuba, que pone en riesgo la vida de más de 11 millones de ciudadanas y ciudadanos en plena pandemia”, indicó.

Lamentó que, pese al rechazo generalizado al bloqueo contra Cuba por parte de la mayoría de los países integrantes de la ONU, EEUU continúe con su política de restricciones a la Isla.

“Es un crimen contra la humanidad, pero al mismo tiempo un lamentable ejemplo de cómo las decisiones de estas Asamblea son incumplidas por determinados países. Es frustrante admitir que, año tras año, pese a la virtual unanimidad mundial en la condena al bloqueo, los responsables de este crimen hagan caso omiso al clamor de la humanidad”, agregó el Presidente.

Manifestó que esas medidas unilaterales y coercitivas, son también extraterritoriales “lo que no es solamente inmoral, sino que va en contra del derecho internacional y de la propia Carta de las Naciones Unidas, debilitando el multilateralismo. Estas medidas son aún más reprochables y condenables cuando afectan de manera intencional y directa el ejercicio y disfrute de los derechos humanos.  Los derechos humanos son inherentes a los seres humanos, no pueden existir dobles estándares”.

El Mandatario añadió que el acceso a vacunas, medicinas, insumos médicos y bienes esenciales como los alimentos “no pueden estar supeditado a intereses políticos, ni debe usarse el derecho a la vida o a la salud como un mecanismo político de presión en desmedro de la vida de millones de personas que dependen de ellos, mucho más en tiempos de pandemia”. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS