Quintana: Los medios de comunicación reemplazaron a los tanques para promover golpes de Estado, como en 2019

Los medios de comunicación desplazaron a las FFAA y la Policía como protagonistas de los golpes de Estado del siglo XXI, dijo el militar y sociólogo, Juan Ramón Quintana, quien afirmó que el núcleo duro militar y policial se mantiene antinacional, antipopular y antidemocrático en los últimos 70 años. Por ello, exhortó a la población a mantenerse en vigilia para evitar un golpe de Estado como en 2019.

Esas afirmaciones las realizó este lunes durante la presentación de su libro “La Contraofensiva Imperial. Golpe de Estado en Bolivia – Anatomía de la Violencia y el Saqueo”, texto auspiciado por la Editorial del Estado en el marco de la Feria Internacional del Libro, de La Paz.

Quintana alertó que ese núcleo duro colonial, antinacional de las FFAA y Policía se mantiene como un riesgo para la democracia boliviana por lo que sugirió que la misma democracia, mediante sus instituciones, busque la manera de responder ante ese problema estructural.

El exministro dijo que si en los años ’60, ’70 y ’80, los golpes fueron impulsados por los militares, en una suerte de “militarización de la política”, luego se observó la progresiva participación de los policías en las rupturas constitucionales.

Sin embargo, en el siglo XXI, se evidenció el protagonismo de los medios de comunicación hegemónicos y las redes sociales digitales en la promoción y respaldo de los golpes de Estado y en la manipulación de contenidos para hacer creer que un régimen de facto se trata en realidad de un “gobierno de transición”.

“Dando paso a un segundo momento en los golpes de Estado en América Latina, que son los golpes de Estado del Siglo XXI, es el neogolpismo y, en este neogolpismo, las FFAA han sido desplazadas, ya no son el actor central de los golpes de Estado, ¿Quiénes están ocupando el papel de que ocupaban las FFAA en los golpes de Estado? ¿Saben quiénes son?: los medios de comunicación”, indicó.

Manifestó que “los medios de comunicación, hoy día, están sustituyendo a las FFAA, por diversas razones: porque manipulan la información, porque deliberadamente transforman la mentira en una presunta verdad, porque incentivan a la violencia, porque trastocan los valores de la sociedad”.

“No necesitas tener tanques en la Plaza Murillo hoy, lo que necesitas es tener cuatro medios hegemónicos poderosos que convoquen a la gente a ocupar el Palacio de Gobierno. No necesitas tener al Regimiento Ingavi, al regimiento de Patacamaya, al CITE, a los Rangers ocupando las instalaciones públicas. Para eso necesitas medios de comunicación que movilicen a la sociedad sobre la base de una narrativa mentirosa”, señaló Quintana.

Respecto a las FFAA, indicó que existen problemas de fondo que la democracia debe resolver:

a) Desmontar su cultura colonial que se traduce en una creencia supremacista, es decir, los militares se creen superiores a los civiles y que están por encima de la sociedad. “Creen que la sociedad está al servicio de los uniformados”, indicó Quintana, quien puso como ejemplo la justicia militar, que viene de inicios del siglo pasado, en la cual los uniformados son juez y parte y promueven la impunidad.

Indicó que la derecha ve a las FFAA como la reserva moral para preservar sus intereses.

b) Otro problema estructural es que el neoliberalismo entregó el mando militar a EEUU que adoctrinó, entrenó y subordinó a los militares que conocen y defienden más los valores estadounidenses que los valores bolivianos.

Respecto a la Policía, fue más duro. Dijo que esa institución tiene una “cultura institucional de desobediencia”, una “cultura sediciosa y antidemocrática, profundamente corrupta” que ve al ciudadano como un botín de guerra.

Pero, además, pese a su composición popular, tiene una naturaleza “racista”, de extorsión y violadora de los derechos humanos.

Al final de su exposición, Quintana dijo que esas características de las FFAA, Policía y los medios de comunicación, se mantienen intactas por lo que existe el riesgo de que se produzca un nuevo golpe de Estado. Ante ello, sugirió al pueblo mantenerse en vigilia para evitar que suceda algo similar al golpe de Estado de 2019. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS