Mendoza: La inversión pública contribuyó a reducir la tasa de desempleo a 6,4%

La ministra de Planificación del Desarrollo, Gabriela Mendoza, informó este miércoles que la inversión pública, gestada desde noviembre de 2020 por el presidente Luis Arce Catacora, contribuyó a reducir la tasa de desempleo en Bolivia, que a julio de este año bajó a 6,4%, en relación a similar periodo de 2020, cuando el nivel de desocupación era del 11,6%.

“Una de las señales más importantes que nosotros veníamos mencionando, era justamente la recuperación de la actividad económica a partir de la inversión pública, que se traduce en la generación de fuentes de empleo y por ende en mejores ingresos para los hogares bolivianos”, dijo la autoridad en entrevista con radio Patria Nueva.

En ese entendido, detalló que hasta julio de este año la tasa de desocupación alcanzó un 6,4%, reducción bastante significativa en relación al 11,6% que se registraba en similar periodo de 2020.

“Esa abrupta escalada de desempleo en 2020 fue a raíz de las erróneas decisiones del gobierno de facto en materia de políticas públicas. Satisfactoriamente, hoy tenemos avances significativos y resultados contundentes para afirmar que el desempleo ha bajado en el país”, apuntó Mendoza.

Indicó que al asumir el Gobierno, en noviembre de 2020, la gestión del presidente Luis Arce Catacora, comenzó a aplicar una serie de medidas en materia económica, a corto, mediano y largo plazo, siendo una de las primeras el pago del Bono Contra el Hambre (en diciembre de 2020) que inyectó al país un flujo financiero de más de $us 750 millones.

Otra de las medidas fue la reactivación de la inversión pública, que durante el mandato de Jeanine Áñez presentó una caída del 70%, con efectos adversos para la población.

“Esa caída se revirtió en los primeros dos meses de nuestro mandato y logramos cerrar el año 2020 con una caída del 50 por ciento. En dos meses logramos inyectar más de 600 millones de dólares a la economía de los bolivianos (…). Prácticamente lo que hace la inversión pública es reponer el flujo económico y reactivar las obras paralizadas, que se traducen en fuentes de empleo”, explicó la autoridad.

En esa línea, informó que para esta gestión se prevé una inyección de $us 4.000 millones para la absorción de mano de obra en todo el territorio nacional. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS