Investigación de Inteligencia de EEUU no pudo determinar el origen del coronavirus

Una investigación de los servicios de inteligencia de Estados Unidos (EEUU) no pudo aún determinar el origen del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, y consideró «plausibles» las hipótesis de la exposición natural a un animal infectado y la de la fuga de un laboratorio, mientras que el presidente Joe Biden insiste en que China debería dar explicaciones concluyentes sobre cómo nació la enfermedad en su país.

Sin embargo, el informe también concluyó que «las autoridades chinas no tenían conocimiento previo del virus antes del brote de COVID-19» y afirmó con certeza que el coronavirus no surgió como parte de un desarrollo de un «arma biológica».

Un resumen no clasificado del informe, publicado este viernes después de la investigación ordenada por Biden, mostró que los servicios de inteligencia están divididos entre las dos otras teorías del origen, pero hay consenso en que las dos son «plausibles».

Cuatro agencias de la comunidad de inteligencia y el Consejo Nacional de Inteligencia creen que «probablemente» el virus saltó de un animal a un humano.

Otra de las agencias ha mostrado una «confianza moderada» en que la primera infección con SARS-CoV-2 en un humano tal vez fue el resultado de un incidente en un laboratorio que «probablemente involucró experimentación, manipulación de animales o muestreo por parte del Instituto de Wuhan», la ciudad china donde ocurrió el primer contagio y dio inicio a la pandemia, recogió la cadena de televisión CNN y reprodujo la agencia de noticias Europa Press.

Otras tres agencias dijeron que no pueden posicionarse con ninguna de las dos teorías sin información adicional.

Si bien el informe no brinda ninguna hipótesis concluyente, sí ha rechazado que la enfermedad se desarrollara como un arma biológica y específica que es «poco probable» que se diseñara genéticamente.

La investigación aduce que necesitaría más información sobre los primeros días de la pandemia para proporcionar «una explicación más definitiva del origen» del virus y, en este sentido, indicó que la comunidad científica internacional «carece» de muestras clínicas o de una «comprensión completa de los datos epidemiológicos» de los primeros casos./ABI

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS