Padre afligido por la salud e integridad de su hijo denuncia discriminación por la Defensoría de la Niñez

Un padre afligido lamenta que la Defensoría de la Niñez le dé la espalda continuamente pues su hijo está en completo estado de vulnerabilidad y maltrato por parte de la madre y hasta la fecha no recibe ayuda, más al contrario lo separaron de él cuando ella lo abandonó en la puerta de su trabajo, considera que está siendo discriminado por ser hombre ya que puede cubrir todas las necesidades que requiere su hijo D.

Moises Arauz ha pedido con la voz entrecortada que se le entregue a su hijo, pues él está dispuesto a cuidarlo de manera apropiada, no como lo está haciendo la mamá del niño ya que continuamente lo encuentran en la calle vulnerable a un sin fin de situaciones.

«Muy dolido y preocupado, no es la primera vez que mi niño sale de la casa por maltrato de parte de su madre, anteriormente habíamos hecho un procedimiento para que yo lo pueda tener a mi hijo, para su custodia pero lo que me dijeron en la Defensoría ‘aquí nosotros avalamos a la mamá, por más que te pares de cabeza, no, tú eres hombre aquí no vas a hacer nada‘», ha señalado.

La pasada jornada el niño fue encontrado en la calle y fue remitido a la Defensoría de la Niñez esto sin que se pueda localizar a la madre, Moises pide que las autoridades se agarren el corazón y le entreguen la custodia ya que ser hombre no le quita la voluntad de ser padre para su hijo.

«Yo ayer llamé a su mamá y no me contestó, ayer me llamaron de la Defensoría porque estaba el niño en la calle, pero ella no me contestó. Yo les di su número de la mamá a la Defensoría y así la encontraron, estuve preocupado toda la tarde, encima de todo ella dice que no tiene la guarda ni ningún papel del niño. Yo hice la pelea de la custodia de mi hijo pero no me la dieron sabiendo que su mamá lo abandonó a mi hijo a los dos años de edad, lo dejó en la puerta de mi trabajo, yo lo críe durante un año y medio».

Moises incluso trabajó con su hijo cuando la mujer lo abandono con apenas dos años, pero aún así la madre obtuvo la custodia, presume por ser mujer.  

«La Defensoría me ha dado la espalda, yo trabajé junto a mi hijo, llevaba sus pañales y su comida en una mochila, le hice conocer a la juez, pero solo bastaron lágrimas de la mamá para que me lo quiten y le den la custodia a ella».

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS