Donald Trump criticó a Joe Biden y aseguró que “no debería haber permitido el salvaje ataque de Kabul”

El ex mandatario estadounidense Donald Trump, que ha criticado duramente la gestión de la crisis en Afganistán por parte de su sucesor Joe Biden, calificó de “tragedia” los atentados suicidas del jueves en Kabul y ha dicho que esos ataques “nunca deberían haberse permitido”.

“Melania y yo enviamos nuestras más profundas condolencias a las familias de nuestros brillantes y valientes Miembros del Servicio cuyo deber con los Estados Unidos significaba tanto para ellos. Nuestros pensamientos están también con las familias de los civiles inocentes que han muerto hoy en el salvaje ataque de Kabul”, declaró Trump en un comunicado.

“Nunca se debería haber permitido esta tragedia, lo que hace que nuestro dolor sea aún más profundo y difícil de entender”, añadió.

El grupo yihadista ISIS-K se atribuyó el mortal atentado de este jueves cerca del aeropuerto de Kabul durante la operación liderada por Estados Unidos para evacuar a civiles de Afganistán tras la toma de poder de los talibanes.

ISIS-K dijo que uno de sus combatientes cruzó “todas las fortificaciones de seguridad” y se acercó a “cinco metros” de las fuerzas estadounidenses antes de detonar su cinturón de explosivos, informó Amaq, la agencia de propaganda del grupo yihadista, según una traducción del SITE Intelligence Group, que monitorea las comunicaciones de grupos extremistas.

El comunicado sólo mencionó un atacante suicida y una explosión. El Pentágono, sin embargo, informó de dos atentados suicidas seguidos de disparos y Estados Unidos amenazó al grupo ISIS-K con represalias.

Los ataques dejaron “al menos” entre 13 y 20 muertos y 52 heridos, dijo a la AFP el principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid. Un funcionario del anterior gobierno afgano dijo que la cifra de muertos podría llegar a 60 personas.

La rama afgana del ISIS, conocida como Estado Islámico en la provincia de Khorasan (ISIS-K), se consolidó en 2015 en la provincia de Nangarjar, en el este de Afganistán, pero ha estado bajo presión en los últimos años por parte de la coalición liderada por Estados Unidos, el ejército afgano y los propios talibanes. /Afp

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS