Gobierno aclara que la asignación de DEG del FMI es una distribución y no un crédito

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, aclaró que la asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI) a Bolivia, es una distribución, no un crédito, lo que significa que el país «no tiene que pagar absolutamente nada».

«No es un crédito, no es una línea de financiamiento, es una distribución de DEG entre los países miembros. Bolivia no tiene que pagar absolutamente nada», explicó la autoridad, este miércoles, mediante la cuenta en Twitter del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

El martes, en conferencia de prensa, el presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Edwin Rojas, informó que la junta de gobernadores del FMI decidió asignar un total de 456 millones de DEG, equivalente a $us 650 millones, a todos los países que conforman ese organismo internacional.

En ese sentido, se transfirió el lunes a las cuentas del BCB una asignación correspondiente al 0,05%; es decir, un total de 230,1 millones de DEG, que equivalen a un monto de $us 326,4 millones, indicó.

Según el presidente del ente emisor, estos recursos ayudan a fortalecer las Reservas Internacionales Netas (RIN) del país. Por su parte, el ministro Montenegro explicó que esta asignación de recursos puede ser utilizada cuando sea necesario en el país.

«(Los recursos) están ahí como activos internacionales en este momento, y cuando haya la necesidad de utilizarlos pues se evaluará en qué porción, en qué medida, para qué», detalló el titular de Economía y Finanzas Públicas, en contacto con PAT.

Rojas explicó que las asignaciones DEG se realizan por decisión de la junta de gobernadores del FMI; es decir, por una mayoría del 85% de los votos de todos los representantes que participan en este organismo internacional.

«No hay que devolver, no hay ninguna condicionalidad, ni obligatoriedad de seguir algún tipo de política cambiaria, fiscal, contractiva, porque esto ha sido aprobado en una sesión de gobernadores del FMI, totalmente libre. No hay un tratamiento específico para Bolivia», remarcó Montenegro.

En un contexto de crisis provocada por el COVID-19, el FMI realiza asignaciones para «mejorar la liquidez del sistema financiero internacional», de acuerdo con los datos del titular del Banco Central de Bolivia. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS