Abogado de Jeanine le responde al Gobierno: no son “rasguños en la muñeca” es “un intento de suicidio por la excesiva detención”

Martín Camacho, uno de los abogados de la expresidenta Jeanine Añez, conversó con EL DEBER sobre el intento de suicidio de Jeanine Áñez, realizado la mañana de este sábado. «Tenemos que lamentar el extremo al que ha llegado el Gobierno de deshumanización de las personas», mencionó Camacho.

Para el abogado «escuchar un informe de este ministro de Gobierno (Eduardo del Castillo) insensible, inhumano, que habla de unos rasguños en la muñeca que tuviese la expresidenta Jeanine Áñez, cuando en realidad de lo que se trata es de un hecho grave: un intento de suicidio por la excesiva detención  y al extremo que la han llevado a esta mujer, que está sufriendo», continuó Camacho.

El defensor dijo que su cliente, que se encuentra en el penal de Miraflores, «está encerrada en una habitación, no tiene permiso ni para salir al patio, ni para salir a ver la luz del día. Entonces, deberá responder el mismo ministro de Gobierno y el mismo gobierno del MAS por cualquier hecho o por cualquier lesión que tenga la vida de Áñez».

Ante la consulta de si la herida de Áñez era de gravedad, Camacho mencionó que el intento de suicidio, más allá de la gravedad, significa un gran deterioro en el estado de salud psicológica de la exmandataria. «Para llegar a un extremo de llegar a pensar en quitarse la vida debe de estar muy agotada psicológicamente. Lo que parece no entender Eduardo del Castillo  en su inhumano pensamiento es que el daño psicológico puede ser peor que cualquier daño físico que pudiera tener la expresidenta. Deberá ser él, como dirigente nato del régimen penitenciario, quien responda si  Jeanine Áñez tiene algún padecimiento», apuntó el abogado defensor y recalcó: «¿A qué extremo de presión debe llegar una persona para pensar en quitarse la vida?»

Vigilia

Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, llegó esta mañana hasta el penal de Miraflores y se instaló en las puertas de la institución esperando que la dejaran pasar a ver a Jeanine Áñez. «Quiero ver cómo está y no me iré de aquí hasta lograrlo», dijo Carvajal a los medios de comunicaciòn.

También llegó hasta el penal el alcalde paceño Iván Arias, quien fuera ministro de Obras Públicas de Áñez, para darle su apoyo. «Es un trato indigno el que le dan a Jeanine. Espero que pueda salir y defenderse en libertad, sé que el gobierno de Arce no lo permitirá, pero al menos estoy acá para darle mi apoyo», dijo Arias.

Un poco después de las 15:30 de este sábado, Arias, a través de Twitter, denunció que ni él ni Carvajal pudieron ingresar a ver el estado en que se encuentra la expresidenta de Bolivia./Portal El Deber

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS