Human Rights Watch acusó a Jair Bolsonaro de violar “la libertad de expresión”

La ONG Human Rights Watch (HRW) acusó este jueves al presidente de Brasil, Jair Bolsonarode violar “la libertad de expresión y los derechos de acceso a la información”en redes sociales al bloquear a críticos con su gestión gubernamental.

“Bolsonaro está bloqueando a seguidores de redes sociales que lo critican, lo cual constituye una violación de la libertad de expresión y el derecho de acceso a la información y a participar en el debate público”, señaló la organización.

La ONG identificó que el presidente bloqueó 176 cuentas de periodistas, organizaciones no gubernamental, políticos e ‘influencers’.

La directora para Brasil de Human Rights Watch, Maria Laura Canineu, dijo que el presidente “utiliza las redes sociales como un importante medio de comunicación e interacción con el público”, sin embargo, explicó que “al eliminar de sus cuentas en las redes sociales a las personas e instituciones que no están de acuerdo con él” consigue “convertir esas redes en espacios donde solamente se admiten los aplausos, como parte de una estrategia más amplia para silenciar o marginar a quienes lo critican”.

Para la ONG, los usuarios bloqueados encuentran mayores dificultades para acceder a las publicaciones de Bolsonaro con lo que “se viola la libertad de expresión y se les discrimina a causa de sus opiniones”.

“Los periodistas bloqueados no pueden hacer preguntas ni solicitar información, y esto configura una violación de la libertad de prensa”, precisó.

Asimismo, indicó que la Secretaría de Comunicación de la Presidencia negó a la organización el acceso al número de personas bloqueadas “bajo el argumento de que no administraba esas cuentas”.

Para la ONG, “la determinación de si las cuentas de redes sociales de altos funcionarios del Gobierno son privadas, no debería depender de quién administra la cuenta, sino de si los funcionarios las utilizan para compartir información de interés público o para analizar asuntos públicos”, algo que HRW ha argumentado que cumplen las redes sociales del líder brasileño.

La organización recordó que “en virtud de las normas internacionales de Derechos Humanos, tribunales de otros países han determinado que los funcionarios públicos no pueden bloquear a seguidores de cuentas de redes sociales”.

“El presidente Bolsonaro sostiene que su libertad de expresión y la de sus seguidores está siendo cercenada porque las plataformas han eliminado información falsa y perniciosa, así como cuentas falsas. No obstante, no se lo piensa dos veces antes de él mismo violar el derecho de acceso a la información y la libertad de expresión de las personas que están en desacuerdo con él”, dijo Canineu. /Europa Press

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS