Alemania, Francia y Reino Unido denunciaron a Irán por una “grave violación” del acuerdo nuclear

Alemania, Francia y Reino Unido denunciaron el jueves que la “grave violación” iraní a los acuerdos atómicos al adquirir capacidades que “constituyen pasos cruciales hacia el desarrollo de un arma nuclear”.

La producción de uranio metálico enriquecido al 20% y el aumento de la capacidad de producción de uranio enriquecido hasta un 60%, revelados por un informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), constituyen “una grave violación de las obligaciones de Irán en virtud del acuerdo nuclear de Viena”, advierten los tres gobiernos.

Además estas nuevas capacidades “constituyen pasos cruciales hacia el desarrollo de un arma nuclear e Irán no tiene una necesidad civil creíble” de desarrollar estas tecnologías, agregan.

“Nuestra preocupación es todavía mayor, dado que Irán restringió severamente el acceso a la OIEA”.

La República islámica, que ha negado siempre su intención de desarrollar armas nucleares, se ha ido liberando progresivamente de los compromisos de limitar su programa nuclear, a cambio de que se suavizaran las sanciones de Occidente y de la ONU.

La retirada de Estados Unidos en 2018, bajo la égida de Donald Trump, entorpeció el acuerdo, por lo que su sucesor Joe Biden desea reintegrarlo. Para ello se han llevado a cabo desde abril conversaciones indirectas con los países europeos, en la ciudad de Viena. “Irán debe cesar inmediatamente todas las actividades que violen” el acuerdo de 2015, pidieron Francia, Alemania y Reino Unido.

El informe de la OIEA

Irán aceleró el enriquecimiento de uranio hasta un grado de pureza cercano al de las armas, según el reporte, lo que ha elevado la tensión con Occidente, cuando ambas partes intentan reanudar las conversaciones para reactivar el acuerdo nuclear de Teherán. El uranio metálico puede usarse en la producción de una bomba nuclear.

En un informe emitido por el Organismo Internacional de la Energía Atómica en Viena a los países miembros, el director general Rafael Mariano Grossi dijo que sus inspectores habían confirmado el sábado que Irán había producido 200 gramos de uranio metálico enriquecido hasta en un 20%.

Grossi había informado anteriormente en febrero de que sus inspectores habían confirmado que en la planta iraní de Isfahan se había producido una pequeña cantidad de uranio metálico, 3,6 gramos.

La producción de uranio metálico está prohibida por el acuerdo nuclear de 2015 conocido como Plan de Acción Integral Conjunto, o JCPOA, que promete incentivos económicos a Irán a cambio de límites a su programa nuclear, y está destinado a evitar que Teherán desarrolle una bomba nuclear.

En mayo, el Organismo Internacional de la Energía Atómica informó que Irán usaba una cascada, o un grupo de centrifugadoras avanzadas, para enriquecer hasta el 60% en su planta piloto de enriquecimiento en superficie de Natanz.

El OIEA informó el martes a los Estados miembros que Irán utilizaba ahora también una segunda cascada para ese fin.

El paso es el más reciente de los muchos de Irán para incumplir las restricciones impuestas por el acuerdo nuclear de 2015, que limitaba la pureza a la que Teherán puede refinar el uranio al 3,67%.

El uranio metálico puede usarse para fabricar el núcleo de una bomba nuclear, pero Irán afirma que sus objetivos son pacíficos y que está desarrollando combustible para reactores. /Afp – Reuters

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS