Suiza, Marruecos, Belice y Kenia, los cuatro países que no exigen cuarentena para vacunados

Con el avance de la vacunación, los países están reabriendo lentamente sus fronteras a los turistas. La buena noticia contribuye no solo a fortalecer el sector turístico, uno de los más afectados durante la pandemia COVID-19, sino también a dar más confianza a quienes desde hace tiempo han querido tomar un avión hacia un destino internacional.

Aquí un recorrido por cuatro países paradisíacos, expresados por culturas personales, que no requieren cuarentena para los pasajeros totalmente vacunados.

 

Como un relojito

En Suiza los viajeros no vacunados procedentes desde América Latina deben presentar el resultado negativo de una prueba RT-PCR (NAAT) o antígenos (prueba rápida) realizada 72 horas antes de salir a Suiza y guardarán cuarentena de 10 días.

Los visitantes con la pauta completa y certificados de vacunación válidos les bastará ese documento para el ingreso y no se les requiere cumplir período de cuarentena.

El país es conocido por sus Alpes nevados, variedad de quesos y chocolates y viajes panorámicos en tren. Pero quien piense que este es un destino de invierno se equivoca. Suiza también revela impresionantes paisajes en verano, un clima agradable para disfrutar al aire libre y visitar las principales atracciones, como el monte Pilatus en Lucerna, el lago de Ginebra o la pintoresca ciudad de Berna.

Para aquellos que quieran innovar, pueden encontrar todo el encanto del país en pueblos como Verbier. Sin nieve, entre junio y septiembre, la ciudad ofrece diversas experiencias como trekking, parapente, piragüismo en lagos de aguas cristalinas, además de festivales de música. The Lodge, propiedad de Richard Branson, creador de Virgin Records, es un hito de la zona. Una antigua propiedad de 36 habitaciones transformadas en solo 9 lujosas suites.

 

Sin ir a la Polinesia

No es necesario cruzar el océano Atlántico para descubrir escenarios paradisíacos. Escondido entre México y Guatemala se encuentra el pequeño Belice. Bañado por el Mar Caribe, es el lugar perfecto para los amantes del snorkel y el buceo. Es allí donde se ubica la segunda barrera de coral más grande del mundo, con más de 10 mil años de antigüedad.

Las fronteras están abiertas para todos los viajeros desde octubre pasado, pero con requisitos. Uno es tener instalada la aplicación Belize Health App con la información requerida completa. También se debe reservar en un hotel Gold Standard, una categoría de seguridad que estableció el gobierno del país. También se deberá presentar el comprobante de la reserva a la llegada y completar el formulario de Aduanas e Inmigración que se entrega durante el vuelo.

Además se debe tener una tarjeta de vacunación oficial que muestre que hace al menos dos semanas se ha recibido la última dosis para alcanzar la vacunación completa o alternativamente presentar el resultado negativo de una prueba COVID RT-PCR realizada en las 96 horas anteriores al viaje. Los resultados de las pruebas rápidas de antígenos, Sophia, SD Biosensor y ABBOT (Panbio) realizadas dentro de las 48 horas anteriores a la llegada también son aceptables.

Además de las playas turquesas, el país alberga una rica fauna y flora, con actividades dentro de la selva, como cuevas submarinas, rappel, senderos para caminatas y cascadas en las afueras de la ciudad de San Ignacio. También agrada a los amantes de la cultura y la historia por tener sitios arqueológicos mayas muy bien conservados y más vacíos que los de sus países vecinos.

Los hoteles de Belice sorprenden por su personalidad y autenticidad. Al oeste de Belice, en la región selvática de San Ignacio, el Blancaneaux Lodge es un hotel de cine, descubierto y concebido nada menos que por el director Francis Ford Coppola. Hay 20 opciones de alojamiento para todos los gustos, entre chalets, villas y cabañas.

Pero si la idea es disfrutar de una playa en el Caribe, alquilar una isla puede resultar más interesante e inusual que alquilar una habitación. Royal Belize es una de las islas privadas más lujosas de Belice, acepta desde una pareja hasta grupos de hasta 16 personas a la vez, alojándose en las 5 villas o cabañas, y siempre con personal y beneficios como chef privado. Hay otras islas como Gladden Private Island, Coral Caye, Cayo Espanto y Turtle Island Resort.

 

Con un toque de especias

Recibiendo turistas desde el 7 de julio, Marruecos acepta a aquellos que estén completamente vacunados y presenten un resultado negativo de RT-PCR realizada con 48 horas de anticipación. Para quienes buscan un destino más exótico, el país es la opción ideal: una cultura milenaria, recorridos que incluyen visitas a mezquitas, medinas medievales y los famosos zocos – mercados de alimentos, especias, artesanías y objetos de todo tipo.

Los viajeros no vacunados procedentes de América Latina tienen que presentar el resultado negativo de una prueba de COVID-19 y guardar cuarentena de 10 días a su llegada a Marrueco. Los viajeros vacunados pueden entrar en Marruecos si aportan el resultado negativo de una prueba de COVID-19.El viaje es aún más completo al descubrir los hermosos paisajes de las montañas del Atlas, a solo 45 minutos de Marrakech.

El clima árido no impide que el lugar tenga uno de los hoteles más galardonados del mundo, el Kasbah Tamadot, una mansión de solo 28 habitaciones, decoradas individualmente con muebles tradicionales marroquíes y antigüedades, incluidas diez lujosas tiendas bereberes, algunas con bañera de hidromasaje privada.

 

De safari

Además de ser un excelente destino para los safaris, Kenia es un país africano aún más especial debido al pueblo Masai, un grupo étnico que habita la región del Parque Massai Mara. Quienes visitan la comunidad Massai tienen un estrecho contacto con la cultura local, marcada por la etnia de coloridos trajes, cuerpos delgados y orejas perforadas con grandes discos.

Los viajeros desde América Latina deben presentar el resultado negativo de una prueba RT-PCR (NAAT) realizada 96 horas antes de entrar a Kenia y que haya sido verificado digitalmente por Trusted Travel (TT) Initiative. Las personas que viajen a Kenia desde países que no formen parte de Trusted Travel Initiative deben usar una herramienta disponible en Global Haven para verificar los resultados de la prueba y los certificados de vacunación. No es preciso guardar cuarentena.

Hay hoteles que ofrecen clases de artesanía e incluso concursos de saltos con los masai, como el Mahali Mzuri, un glamping con solo 12 carpas de lujo ubicado en el exclusivo Olare Motogori Private Conservancy en medio de la sabana africana.

Durante el mes de agosto y hasta principios de septiembre tiene lugar la Gran Migración, uno de los mayores eventos de vida silvestre del mundo. Es un espectáculo de la naturaleza, cuando cerca de dos millones de animales -como ñus, cebras, gacelas, entre otros- hacen un recorrido de aproximadamente 1.600 km por Tanzania para llegar a Kenia.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS